Presentación

Un grupo de amigos hemos decidido poner en la red el libro, “49 RESPUESTAS A LA AVENTURA DEL PENSAMIENTO”, porque creemos que es especial. Su autor, Eduardo Pérez de Carrera, nos sugiere a lo largo de sus páginas nuevas formas de percibir nuestra vida, de entender la Historia, de interpretar la realidad que nos rodea. Nuestro propósito es convertir este sitio en un espacio abierto de reflexión donde tengan cabida todos los comentarios que se nos hagan llegar sobre lo que a cada cuál le sugieran o le hagan sentir los párrafos del libro. Nosotros nos limitamos a publicar cada quince días un nuevo párrafo y a invitaros a que participéis.

1 ene. 2012

Texto 3.12

3.12 "Cada zona del mundo tiene sus mantras, sus sonidos y sus deidades e idealidades, y sus piedras sagradas y sus colores y sus tiempos; por eso cada país ha de afrontar el presente con su Historia y con sus ritos, borrando las rayas pintadas en el suelo y quitando los barrotes a la sensibilidad para que nazca la inteligencia, porque el futuro no se inventa: lo descubren las musas que despiertan al hombre hacia estados superiores de consciencia."

31 comentarios:

EL AVENTURERO dijo...

Del texto puede extraerse una errónea conclusión: si el futuro no se inventa, se descubre, es porque ya está escrito. No tenemos de qué preocuparnos. Podemos hacer lo que nos dé la gana que tarde o temprano el futuro vendrá a nosotros. De eso nada. Tenemos un gran trabajo por delante. La Cábala lo explica gráficamente: vamos viajando en un tren y nuestra misión es colorear el paisaje que vemos pasar. Todo el cuadro debe quedar con color. Si nosotros no pintamos ahora lo que vemos deberemos pintarlo después. Si no otros tendrán que pintarlo por nosotros. Por supuesto el color es un símbolo. Pasamos con la intención de embellecer el paisaje.

Las musas despiertan al hombre hacia estados superiores de consciencia. Ellas siempre hacen su trabajo. Para que llegue el mensaje, nosotros tenemos que haber hecho el nuestro: borrar las rayas pintadas en el suelo y liberar la sensibilidad de la cárcel del miedo. Las musas nos presentan entonces una posibilidad de evolucionar hacia estados superiores. Podemos tomarla o dejar pasar la ocasión. Podemos pintar el paisaje o dejarlo pasar. La ocasión no se repite exactamente igual. La ciencia enseña que la repetición es un imposible. Esa misma musa no volverá con el mismo mensaje. En función de nuestra elección nuevas posibilidades de evolución nos serán descubiertas por las musas. Incansables, siempre alerta.

¿Funciona igual en lo colectivo? “Cada país ha de afrontar el presente con su Historia”. Parece que sí. Nos toca borrar las rayas pintadas en el suelo. Esos agravios al hombre que supusieron el “vivan las cadenas”, el asesinato del Poeta o las sucesivas guerras civiles. ¿Cómo puede un país limpiar su pasado para abrirse libre al futuro, para que las musas puedan levantar los velos de su futuro? ¿Cómo quitar los barrotes de miedos colectivos para que la sensibilidad dé alas a una nueva inteligencia? Me da la sensación de que sólo se puede conseguir desde una sacralización de lo político. Desde la consciencia de que no hay nada más digno que poner el esfuerzo individual al servicio de los demás.

Enrique dijo...

Nos explican en la escuela que la fecundación consiste en la unión de un óvulo y un espermatozoide, dos juegos distintos de cromosomas, para formar un cigoto que, por multiplicación celular, se transformará en embrión; hasta que, ya maduro para poder sobrevivir, finalmente nazca.

También nos podrían contar que nacer es tomar forma, dejarse atrapar por el tiempo y la extensión y convertirse en material, a la vez que en el artista. Aunque la forma y la densidad tienen un precio: la herencia y la memoria. Ser capaces de sentir, pero también de recordar; ser conscientes de la propia consciencia y acumular deuda mientras lo hacemos.

Deuda propia y deuda ajena, la de aquellos que nos precedieron; de modo que los lugares se cargan, se ocupan con impedimentas inútiles y se apagan sus colores. Pero no era nuestro propósito enturbiar, sino embellecer los cristales y amplificar las armonías de cada sitio.

No hubo un pasado mejor ni una Arcadia ideal que progresivamente hemos ido corrompiendo. Hay un mundo en construcción, que se llena de cascotes mientras que se está haciendo.

Antónimus dijo...

Se nota que cada uno leemos cosas a veces distintas de una misma fuente. Yo he creído entender un mensaje contradictorio en el epígrafe del autor trasladado, porque al mismo tiempo que nos pide que borremos las rayas pintadas en el suelo dentro de la caraterización morfo-estructu-cultural de cada país/zona del mundo, debemos conservar los distintos legados: "mantras, sonidos deidades e idealidades, piedras sagradas, colores y tiempos". Así que cada país/territorio ha de afrontar el presente con su Historia y con sus ritos. Claro que todo eso debe hacerse "quitando los barrotes a la sensibilidad para que nazca la inteligencia". Y es que el "futuro no se inventa, lo descubren las musas -si son guapas mejor- que despiertan al hombre"
Bueno, ¿y por qué reivindica el autor de tal manera el nacionalismo cultural como vehículo imprescindible de tal catalización? Esta bien que las musas nos despierten al estado de consciencia, ¿pero no podrían hacerlo igual en otro, cualquier territorio además de el nuestro? ¿Es que no podemos transculturalizarnos o al menos sincretizarnos con otra cultura? ¿No ha sido el hombre, y es, cada vez más, sujeto sólo acompañado por su ser?
Y si no que me lo aclaren los expllicadores habituales.

Afrodita dijo...

Alguna vez leí, o escuché, no sabría decir dónde, que El Quijote era una obra universal porque (entre otras cosas) era… no recuerdo exactamente la palabra, pero “localista” o algo así; como que desde lo pequeño — un par de personales “insignificantes” — y un lugar pequeño y perdido sin quizás interés para nadie, se hace una especie de síntesis del alma humana.
Don Quijote y Sancho no vieron mundo, no se nos cuentan en el libro viajes a países lejanos y exóticos; pero se dice mucho en él de… eso, lo que he escrito más arriba, el alma humana.
Otra cosa.
Yo he viajado muy poco y durante toda mi infancia y parte de mi juventud creía que los lugares remotos y las gentes de otras partes eran muy diferentes de los de “aquí”. Me regalaron un libro que se llamaba “Los niños de otros países” y recuerdo que me fascinaba leer de sus costumbres, y de sus vestimentas, y de sus juegos tan distintos de los “nuestros”.
Luego, cuando ya de mayor he visto otros países y otras gentes — siempre en películas, o en documentales de la 2 — no he sabido qué lugar era o de qué gentes se trataba si la voz en off no decía el nombre del país.
Todo es igual, o muy parecido; si no te lo aclaran puedes estar viendo Ciudad del Cabo y pensar que es Nueva York, o Hong Kong. Todo está contaminado lo uno de lo otro, todo es ya una especie de magma amorfo sin identidad.
Debe de ser bueno, y yo así lo creo, que en muchos aspectos se acorten distancias, que las culturas que no son “la nuestra” no se perciban como algo hostil o amenazante que pretende borrarnos, o absorbernos, invadirnos y borrarnos y hacernos desaparecer; pero también debe de ser bueno, y así lo creo también, que cada pueblo, o cada raza, o cada creencia religiosa, conserve su identidad.
Creo que sólo conservando la esencia, el centro mismo, o la raíz, de cada una de todas las culturas — desbrozado de atavismos e histerismos y manías — se llegará a una aceptación y comprensión del que es distinto; siempre, claro, que para aquellos para quienes los “distintos” somos “nosotros” utilicen la misma vara de medir.
Pienso que a eso, y a otras cosas (más sutiles, por supuesto) es a lo que se refiere el autor en este texto.

Afrodita dijo...

Fe de erratas:
Donde he escrito personales quise escribir personajes.
En el penúltimo párrafo quise escribir: siempre, claro, que aquellos para quienes los “distintos” somos “nosotros” utilicen la misma vara de medir.

Antónimus dijo...

Solamente le recuerdo a la Afrodita, por supuesto diosa universal que ha terminado apareciendo, en esencias varias, en las portadas de las revistas fashion, que este país, y casi todos, andando el tiempo, es resultado de cruces varios y tiempos largos. Ahora mismo, como antes, a mucha gente se le revuelven las entrañas por la aparición moderna de inmigrantes de distintas procedencias, cuando ellos mismos estan hechos de cruces y sedimentaciones, aunque algunos se hayan querido preservar, mantener las esencias, trascender la historia. Entonces, ¿quien es el responsable creador de los intríngulis geográfico culturales de la actual idiosincracia masiva de los españoles, si todavía se andan peleando por cada "patria" localista? No hace falta viajar a lejanos lugares para conocer otras raíces, están allí, en la periferia apoderada de la Castilla histórica. Por lo tanto, ¿a qué raíces se refiere el autor en el epígrafe comentado?
No es del todo incierto, a niveles de rápida aproximación cognocitiva, que a "los españoles" se les pueda englobar en unas pocas virtudes/desvirtudes concretas para el consumo externo inmediato, sus creencias, sus comidas, sus lenguajes bajo la égida del castellano post romance, su conformación física, sus habilidades dominantes, etc. Pero dentro de esa aglomeración diversa por identidades coincidentes en algunos items, navega una inmensa pléyade de descatalogables, que no piensan, ni sienten, ni representan el modelo tipológico resumen. Y a ello se han venido a sumar los inmigrantes de la actual historia que buscan por un lado asimilarse a la mayoría -diversa- para sobrevivir, y por otro mantener su propia identidad, dentro de lo posible mientras la familia permanezca unida.
Insisto, el autor ha simplificado demasiado.

luz dijo...

Hay sonidos que se graban en el tetragrama genético...un ruido de agua.
Audibles, no audibles... finos, roncos...
Dedos con colores invisibles y visibles que lo teclean, que lo definen.
Se dejaron oraciones de espuma entre velos cuando la mano de un dios o diosa, dibujó una nueva garganta...haciendo posible que la voz, que la meditación, que la memoria, que .... se hicieran.
Es posible que en ella anidara la consciencia y con ellas nació el sentío del pálpito de la piedra, de la lluvia lunera, y de un corazón a la vera...
"...que al mismo tiempo yo puse una "vo", hay que yay, que yay...”.
Hay magias que dejan en el aire nuevas estrellas...y hay otras que bajan iluminando la cabeza, como... si fueran la lamparita de aquellos Magos...

Vineron los magos dijo...

Los magos pasaron por mi barrio.
Yo por si acaso siempre permanecí con el árbol en la terraza. Uno vivo, apenas adornado para que se mantenga sano.
Me han traído dos mantras y un mandala.

El mandala es un juego con el que pasé muchas horas sin saber lo que hacía. Pensé que era de mi tierra.
Le quitábamos a mi madre los trocitos de lanas de colores y los empalmábamos. Jugaba con mis hermanas pero también sola. Llenábamos el silencio que imponían las siestas, con colores y formas.
"Cada zona del mundo..." pero ese "juego del hilo" es un Ayatori en Japonés..el mismo al con el que no pensaba, sólo sentía.

http://www.youtube.com/watch?v=jeR8azQisvE&feature=related

Jamás estuve en Japón pero podría jugar con ellos. Eso es nuestra Gaia.

Me han traido dos mantras. Uno es de mi tierra inmediata, de la música de mis estrellas interiores, esas que comparto con el Cosmos más cercano y que vibran claras en ondas circulares, con su raga y su tala, atravesando la Galaxia interior de la que estoy hecha. Porque cada uno de mis Astros sensoriales se conectan en el centro con mis estrellas: neuronas estrelladas, astrocitos, de los que todos tenemos millones y millones. Tantos como posibilidades de impulso y conexión.

http://www.youtube.com/watch?v=w_xZbgkws1w&feature=related

Tiene el canto, la improvisación y las escalas ascendentes y descendentes propias de los Samas, pero no de la India, o no sólo, porque como los cantos sagrados es universal.

http://www.youtube.com/watch?v=w_xZbgkws1w&feature=related

y yo...resalá con esa sal alquímica.

El tercer regalo que me han hecho no es un blues, es una bulería, o un bolero, o una notas de piano. De nuevo un mantra.
Este es el del futuro. Porque me pide un compromiso.

¿Quien me lo canta? Me lo canta la tierra y yo lo tarareo, me arranco, le tiro palmas, y le digo que hicimos ese trato, sin papeles, pero que la Tierra y el agua de mi luna se comprometen.

http://www.goear.com/listen/0bedbad/un-compromiso-bulerias-son-de-la-frontera-

Shankar seguro que también le daría su parabién, porque mantiene el mismo ritmo, el ritmo y la fusión.

http://www.goear.com/listen/0bedbad/un-compromiso-bulerias-son-de-la-frontera-

Los regalos de mis magos han borrado las rayas pintadas en el suelo, porque vinieron de las estrellas. Solo puedo mostrarlos.

Sentirlos... es otra cosa. Ole!!!!!!

luz dijo...

Después de muerto el rey leonés, Ramiro II, su servidor más fiel, el conde Fernán González, hijo de Gonzalo Fernández... fue capaz de solucionar una fuerte crisis dinástica leonesa.

"Entonces era Castilla, un pequeño rincón;
moros tenía Carazo en aquella ocasión;
era de Castellanos, Montes de Oka mojón,
y por el otro extremo, Fitero en fondón." (Poema de Fernan Gónzalez, anónimo, 1250)

Cuenta una leyenda que dicen por ahí, que cuando el conde iba de cacería por los campos de su padre... apareciole un enorme jabalí. En su persecución, despreocupose tanto por todo lo demás... que sin darse cuenta, terminó en el interior de una cueva. Otros hablan de una ermita pequeñita de los monjes de San Pedro el Viejo, cenobio fundado por el rey godo Recaredo.
En su interior encontrose con tres anacoretas o sabios. Eran, el Pelayo o Pelagio, el Silvano y el Arsenio... Los tres le profetizaron un brillante futuro, tanto a él como a los suyos: la consecución de la independencia de Castilla frente a los sarracenos.
Tiempo pa´llá, el conde dirigiose a aquel lugar para agradecerles sus visionarias predicciones. Pelayo ya estaba R.I.P., pero presentósele aquella noche en sus sueños soplándole...entre sus estrellas... cómo debería disponer sus tropas frente al enemigo. Por eso tras el triunfo construyole en su honor, el Monasterio de San Pedro de Arlanza...
Un cenobio de la orden benedictina, de los de “ora et labora”

...Quizás a algunos os traerá recuerdos bonitos, pero...lo dejo, a fé mía, como regalo de Reyes ...el recuerdo de estos tres sabios, porque me encontraron sus nombres...apuntados en una cajita de cartón... y me lo han inspirado...

http://www.monestirs.cat/monst/annex/espa/calleo/burgos/carlan.htm.

Afrodita dijo...

Pero, Luz, cuando se pega ese enlace en la barra de direcciones da error. Después de trastear un poco he conseguido que salga, pero en algo que parece catalán. Y después de trastear otro poco he logrado, creo, que salga traducido.
Os lo dejo aquí abajo por si funciona.
http://www.microsofttranslator.com/bv.aspx?ref=IE8Activity&from=&to=es&a=http%3a%2f%2fwww.monestirs.cat%2fmonst%2fannex%2fespa%2fcalleo%2fburgos%2farlan.htm

José dijo...

Cuando se borran las "manchas pintadas en el suelo", se abren, se borran, las fronteras y cada pueblo, raza y persona aportan su mirada, su color, su música, su calor humano. Ya el destino deja de estar determinado, aparecen las musas. Porque el arte no es una palabra, ni una nota. Son todas las palabras y las notas. Son la música que suena en la vibración de la esfera de las latitudes. Las palabras dicen lo que brilla en la pupila de los sueños, de los otros. Todo es nuevo y a la vez sonoro, tiene eco. Eco de vidas pasadas, de las pisadas de las huellas que se convierten en impulso del ahora, del mañana.

La política dejara de ser Agora de virtud senatorial, para ser Agora de existencias, de expresiones, de transformación, de libertad. El arte es, en realidad, la apertura de la consciencia del ser humano. Ese es el encuentro con las musas, con lo sagrado del hombre y que sacraliza en su quehacer la tierra y modifica los fenómenos.

Nuba dijo...

El encuentro con nuestra tierra, aquella que elegimos para nacer desde nuestra madre, es algo que necesita de la memoria. Algunos se mueren sin reconciliarse con esos espacios.
Quizas para eso sea necesario un cierto deambuleo, un desasirse para poder retornar, o para recuperar la memoria.
Nos gusta hablar de la memoria que llevamos con nostros durante el camino. Una memoria escrita desde dentro y que también contiene un futuro.
La memoria es algo que se hereda, se transmite desde el suelo, el agua y el aire que nos va rodeando en cada uno de nuestros tránsitos.
Nacer en cada impulso sería desbloquear los mensajes para darle oportunidad a los “promotores”, que son los que reconocen el lugar correcto de las lecturas.
Somos un receptáculo abierto al cosmos. Por eso “borrar las rayas pintadas en el suelo" es el único camino para poder hacer otro dibujo. Porque muchas de esas rayas se heredan , quedan fijadas a la memoria de nuestras células, incluyendo las de nuestro cerebro. Quedan ancladas en los lugares que frecuentamos, unidas al sentir y al caminar de sus gentes. Podemos nacer en lugares más o menos afortunados pero todos han guardado memorias. Memorias tristes, miedos, traumas, paisajes que ya no son o que pareciera que nunca serán.
Cada vez que un impulso visual, táctil, sonoro..-sensorial- se cuela por nuestros poros, la información debe llegar pura al promotor, si el impulso es suficientemente fuerte será capaz de crear una nueva fuerza.
Nuestra naturaleza celular y molecular es altamente cooperativa y de eso hemos aprendido que nuestra responsabilidad es integrar y trabajar en equipo, para desplazar los mensajes que tiñen de negro nuestra aurora. Esa por la cual vámos transformándonos durante el camino.

Atila dijo...

En un momento regalado, los músculos se aflojan, todo fluye en tu cuerpo, hay gozo, aceptacion (no resinación) y paz,y una entrega en todo tu ser sin saber a que. Las situaciones dolorosas del pasado los miras con ojos de espectador. Caminas entre telarañas que no te dejan ver la luz rompiéndolas.
Esto puede dudar segundos, mientras duermes, haciendo un ejercicio o mirando una puesta de sol, pero la sensacion ha llegado y en ese momento no hay fronteras y serias capaz de ir a otros países llevando tu propio prana y absorbiendo el de los otros.
¿Será que las musas que te visitaron? Entonces procuraras que no te dejen tan pronto y que la próxima vez se queden mucho mas tiempo

Inés dijo...

Youkali es posible.
No es una isla de sueños.
Es la isla a la que llegamos coloreandonos con los fotones de la tierra del agua y del cielo
Reivindico Youkali.
Los que creen que cualquier tiempo pasado fue mejor están muertos.
Lo mejor está ahora, en los héroes, en el trabajo, en la fé en construir nuestros mundos siendo frugales. De esta forma aprovecharemos hasta los casquetes.
Sólo así podremos ser generosos. Ahorrando energías como forma de transformarlas.
Youkali está en el corazón de los valientes y es una de mis diosas.
Ojalá todos bailemos cada día este tango
http://www.youtube.com/watch?v=lDoMQYLRf0Q
A todas las musas/musos del Universo

Manolo dijo...

Cada zona del mundo acumula su propia memoria. Experiencias positivas y negativas. Las positivas puede que nos lleguen transmitidas por el acerbo de sabiduría que en toda cultura hay. Las negativas constituyen la fuente que, en gran medida, nutre nuestros miedos y prejuicios. Son, supongo yo, esas rayas pintadas en el suelo y esos barrotes de que habla el autor. Esos resabios tribales que siempre buscan la propia reafirmación identitaria y la cohesión grupal mediante la constante declaración de enemigos y el énfasis en las amenazas externas. Son los nacionalismos de la política actual. Pero no solo. No sé si hay alguna ideología política o religiosa que no se invente algún enemigo. ¿Borrar esas rayas y eliminar los barrotes que nos aprisionan, pasaría por construir una percepción colectiva del mundo y de la vida sin miedos y sin la necesidad de inventarse enemigos? ¿Nos imaginamos cómo sería una forma de hacer política sin enemigos, sin nadie a quien acusar de nuestros males?

La inteligencia creadora nacería, según el autor –y si yo no lo estoy entendiendo mal-, a partir de conseguir eliminar el miedo y la necesidad de defenderse. Entonces aparecen las musas. En el mundo de lo colectivo, de la política, ¿tendrá eso relación con los estados efímeros de ilusión, casi mágicos, que en algunos momentos, tildados de revolucionarios, algunos líderes han conseguido generar en sus pueblos? ¿Sería posible concebir una forma nueva de hacer política que se inspirase en la magia de las musas y en la sensación colectiva de que los sueños transformadores son alcanzables?

José dijo...

Es cierto, Manolo. Tu proposición es, yo creo, la que se busca en la vida politica. De hecho, en ese concepto de politica, se da un salto a lo que posibilita la "accion ciudadana". Podría decirse que "diluye" el ordenamiento y da paso a la acción. A lo que se invita, con tu proposición, a la transformación constante. Decia Renan que la "nacion es un plebiscito constante". Una acción constante.

Pero, ademas tu añades la riqueza de las musas, de la creatividad, del arte. Al despertar a "estados superiores de la consciencia", como dice el autor.

Bhakta dijo...

Manolo. Aurobindo en su libro "El ideal de la unidad Humana" habla como ideal político una unidad nacional universal. Como pasar de los antiguos modelos imperiales a la solución ideal de una agrupación libre de la humanidad contemplando a esta como una sola nación y tratando de borrar totalmente el viejo espíritu nacional separativo.
Postula no obstante que aun siendo alcanzada la unidad de la raza humana, sólo puede consolidarse y hacerse real si la religión de la humanidad, que es actualmente el ideal activo más elevado del hombre, se espiritualiza y se convierte en la ley interior general de la vida humana.

Afrodita dijo...

Bhakta, eso sería maravilloso; pero los humanos somos como somos.... por lo pronto, y sin que se vean muchos indicios de que tengamos trazas de cambiar a corto plazo. Entre tanto esa unidad no es posible por algo tan sencillo como que cada pueblo, o cada raza, o cada seguidor de tal o cual religión, o cada lo que sea, pretende (por las buenas o por las malas) avasallar a todos los demás.Y cada cual quiere ser el único que está en posesión de la verdad.
Pero sí que estaría bien; un mundo sin fronteras y sin rayas pintadas en los suelos.

Afrodita dijo...

Antónimus:
Debía yo de andar espesa o somnolienta cuando leí tu comentario del día 3 y, al leerlo hoy de nuevo, me percato de que tú interpretaste (o así me parece) que yo tengo algún tipo de prejuicio hacia la inmigración, o los inmigrante, o cualquier tipo de mestizajes.
No, nada más lejos de mi ánimo. Ya sé que este país en el que vivo y en el que nací es el resultado de mestizajes entre pueblos de lo más dispares; y me parece bien, y hoy por hoy hay, en mayor o menor medida, en cada español un algo de celta, o de romano o de godo o de judío o de moro; y eso es riqueza, tanto desde y para lo que concierne a la sensibilidad como a los aspectos culturales.
Pero los colores (por expresarlo de algún modo) están ahí, definidos; las características y rasgos y virtudes y defectos se fueron mezclando (me lo imagino como muchísimas bolas de colores en un tarro de cristal) y el resultado es multicolor; y eso es bueno, sí, pero deja de ser bueno si los colores se diluyen y todo se vuelve gris. Y eso es lo que no me agrada, que el mundo sea gris y que por contemporizar con no sé qué criterios de abnegación o de buenismo ya nadie sea nadie, ya no exista una identidad no por la que luchar pero sí por la que conservar un respeto.
Y, por otro lado, mira qué broncas hubo sobre esta península, y sobre toda Europa, hasta que los ánimos se asentaron y hoy somos, sin mayor sobresalto, alemanes u holandeses o franceses y andaluces o gallegos.
Y en nuestros tiempos modernos. Estuve en Londres (como turista, sólo unos días) hace cerca de treinta años y me maravilló ver a gentes de distintas razas, por las calles, en el metro, todos tan distintos pero con una especie de algo, que parecía a mis ojos brillar en los suyos, o ir impreso en sus frentes, que rezaba en letras muy grandes “me siento en mi casa”. Y me dio gusto y al mismo tiempo envidia; aquí no habíamos empezado a tener todavía inmigración, o no masiva, y pensé como un sueño imposible que aquí, en España, nunca sucedería que gentes de tan lejos dijeran — con sus ojos, o con su aplomo, o con su forma de moverse o de permanecer quieto — “estoy en mi casa”.

Afrodita dijo...

(sigo)
Pero terminamos por tenerlo; inmigrantes llegados de todas partes. Y lo único de ellos que me produce aprensión y, quizás, algo de miedo, es que no veo en sus miradas esa sensación de “estoy en casa” sino más bien (o más mal) “estoy en un territorio hostil, entre extraños por los que he de hacerme aceptar” e incluso, en ocasiones, tengo la impresión de que nos miran como demandando “yo soy el débil, el desposeído y el desvalido; y tú, ricachón occidental, tienes que solucionarme la vida y llevarme en brazos”.
Y hay una especie de lucha, al estilo moderno y urbano pero quizás tan enconada como las que hubiera entre… (en ese jardín no voy a meterme, que la Historia que aprendí fue en el bachillerato y ya no recuerdo si se peleaban los godos con los celtas o con los romanos o cuáles con cuales porque también me suena algo de astures y de bárbaros y de vikingos y de hunos; pero me hago mucho lío); y de a poquitos se irán suavizando hostilidades y viviremos algún día en casas de vecinos donde nos saludaremos, tan normales, en el ascensor, por la mañana, con el judío que va al templo y con el musulmán que va a la mezquita y con el católico que va a misa, y con el negro y sus trencitas y con…. Ay, se me acaba la cuerda.
Y que todos seamos tan amigos, pero que el mundo no se vuelva gris ni monocorde en ninguno de los aspectos imaginables.
Pero, insisto, creo que falta mucho para que eso ocurra.
Vaya discurso que me he largado, sin quebrarme los cascos y ni repasar; que sólo le doy al corrector ortográfico por si hay alguna falta gorda. Pero mal redactado y expresado chapuceramente sí que puede estar. Y allá va.

luz dijo...

Anda, anda, que me dijo que el alma del agua que adentramos, transmite también la forma de interpretar, de unir, de nutrir, en cada lugar, los corazones que lo habitan...Desde afuera pá dentro, pá sacar lo de dentro pa´fuera.
...Agua bendita que en el cielo está escrita.
Entre esos colores que el cerebro nos interpreta a partir de vibraciones que nos deja la luz y que el alma se mira en ellas.
…Huele a agua de luna y estrellas...
subiendo las emociones por encima de la cabeza.
Millones de gotitas que sin unirse entre sí,
naden en un caldo común, digo.
...La Reina de los Mares…
Anda, anda, que me dijo que cocina el alimento de las sabidurías antiguas en calderos de bronce, hirviendo por la madera que arde desde muy adentrito...sublimando emociones y pensamientos.
Anda, anda, que me dijo, que era su limpieza la que libera el espacio de barrotes de hierro... Los rompió... y construyó una rayuela con ellos...Y así salió la devoción, lo sublime de la palabra, del sentir en el aire… que despierta las almas desde afuera a dentro…y el aquí te cojo y aquí te pillo con los dioses...¿Será posible que me reboce y me rebose?.
¡Jo pé, que sí, que entendí para que se hicieron los lugares sagrados! y oyéndolo “in vitro”, me crece el corazón, vibran mis aguas...sublima.”In vivo”, ¡uff y reuff!...porque sí, “Allahu Akbar, Allahu Akbar”, “Alá es Grande”...¡Inmenso!, cuando tocó las cuerdas del arpa de esta garganta para mover las aguas de todos los puntos cardinales... Una llamada a la oración que despuntaría los clavos del mismo Cristo...¡Qué Alá lo sienta!, por que el Dios cristiano...debe de estar un poquito sordo, je...A lo mejor los ponen de acuerdito.

(con pantalla completa, digo)

http://www.youtube.com/watch?v=AFq5Rbcn90M

Antónimus dijo...

Acuerdo con Bhakta en eso que ya va siendo. Con "ditta Afro", (la que se llama así misma Afrodita), desacuerdo primario salvo en los tiempos. Cierto esque el tiempo todo lo cura, lo sume, lo insume, lo mezcla, lo une, lo bate.
Lo sé por ser de largas generaciones inmigrantes, de país en país, de credo en credo, bien agitado -que no batido- y todo lo recupero desde el fondo mezclado de mi historia, nuestra historia, la de mi familia y la de los pueblos que compartieron. Así es la cosa, necesitada de tiempo y amasado, confianza y solidaridad. Hay un libro (hay muchos, claro), sobre la psicología post traumática del inmigrante escrita por una pareja de judios psicólogos hijos de emigrados a Sudamérica en los tiempos feroces de la Europa entreguerras donde todo esto se explica muy bien. ¿Por qué cuando un país es virgen de culturas dominantes, los que hacia él emigran desde cualquier parte del mundo construyen una nueva e integrada sociedad de respetos mutuos, consensuados, constructivos?
¿No se equivoca el libro de las leyes judio-cristianas cuando atribuye a la Ciudad de Babel en su afan de llegar al cielo -conocerlo/entenderlo- la dispersión, confusión y lucha de las culturas?

Afrodita dijo...

No me llamo a mí misma Afrodita. Si supieras quién me puso ese nombre y por qué me lo puso te quedarías (quizás) un poquito perplejo. Nada que ver, por cierto, con lo que tal vez quién sabe qué imaginó.
Las cosas - ¡tantas veces se ha dicho! - no siempre son lo que parecen.

Afrodita dijo...

Rectificación.
Quise escribir "con qué tal vez imaginó quién sabe quién".

Isabella Terazzio dijo...

Siempre se ha dicho que la bioquímica, el funcionamiento del cuerpo humano y la naturaleza en general siguen patrones de comportamiento muy perfeccionados y de gran exactitud.
¿No es posible que esta sabiduría intrínseca de la Naturaleza haya generado dichos mantras propios de cada zona del planeta y que de alguna manera estén representados en cada zona en particular?
Si ha habido gente que ha sido capaz de captar algo de esto a través de las musas, o que ha tenido directamente conocimiento de ello, ¿No puede ser que lo haya favorecido para facilitar la evolución del resto de la humanidad?
¿No puede ser también que estas formas pertenezcan a lo que muchos autores han convenido en llamar la "Geometría Sagrada" y que estén contenidos en las mayores obras artísticas de la humanidad?
Si ese es el caso, y la Geometría Sagrada forma un mapa, como me ha parecido a mi entender, ¿No creéis que podemos estar estropeándolo al llevar obras de arte de aquí para allá?, ¿Qué deberíamos cortarnos un pelo a la hora de modificar la estructura de la naturaleza a nuestro antojo?
Si la Tierra fuera un Ser vivo con puntos de acupuntura como la medicina tradicional China considera al cuerpo humano, ¿No puede ser que estas incidencias estén trayendo consecuencias?

José dijo...

Yo quisiera redundar, en lo que llamaba la atención Manolo en su comentario, de los "estados efimeros de ilusión" en la vida politica, con relación al liderazgo.

Efectivamente, el politico común tiene capacidad de liderazgo y experiencia pero, en la mayoría de los casos, no tiene bagaje cognitivo y esta abocado a la efemeridad. Asi, no aparecen las musas y no se produce la transformación.

Nuba dijo...

Un óle al Aventurero y una oda

http://www.goear.com/listen/c4d6df8/oda-a-las-cosas-mikel-erentxun

justo lo que quería decirte (pero sólo lo pudo decir él- Neruda, claro)

Bello el papel, y la escritura y el primor.

Afrodita dijo...

A todos:
El bloger está fallando con interner explorer, pero funciona bien si lo abrís con Mozilla firefox.

Afrodita dijo...

Isabella, ese criterio tuyo de que al mover las obras de arte de su sitio original y de un sitio para otro se puede estar perjudicando la Geometría Sagrada parece un poco excesivo.
Y qué es, además, obra de arte ¿Sólo, por ejemplo, los cuadros cuando se llevan o se traen de otro país para hacer una exposición en el museo del Prado?
No todo el arte es tan visible, ni tan tangible, ni tan manejable o susceptible de poder ser "localizado" a voluntad.
Además, con esa misma forma de enjuiciarlo, cualquier persona - e incluso cualquier cosa - que estuviera reportando cualquier tipo de beneficio (espiritual o material -, qué pasaría, que debería quedarse parado en el mismo sitio toda la vida.

Nuba dijo...

Esta tarde quería que se fueran todas las musas, que no me rodearan, no quería inspiración.
Necesitaba "rearrangement" esa palabreja que en realidad es una profunda transformación a través de la recombinación genética de las cadenas ligeras de los anticuerpos, cuando tienen que adaptarse a una nueva situación.
Anticuerpos para adaptarme a la vuelta al cero.
Para empujar a esa fuerza que ha decidido no ser fuerte, porque ¿quien empuja a la fuerza cuando pierde energía?
Semana de despedidas de gente que ha trabajado conmigo los últimos años, que lloraban conmigo porque no querían irse dejando lo mejor de su formación y de nuestro trabajo, en sus mejores resultados, listo para reposar en el olvido.
Esfuerzo, ilusión, medios, valentía, cortados de un tajo por la tijera de la sinrazón. Dinero e ilusión derramados.
Me siento culpable por haberles hecho partícipes del conocimiento y de mi filosofía de la Ciencia, que, lo he visto en sus ojos, han disfrutado tanto como yo.
Por eso esta tarde vinieron mis nubes. Querían dibujarme otros cielos posibles, y yo, cerrar los ojos. Nada de colores, ni de formas, ellas allí posando en exclusiva para mí. yo, sin querer mirarlas.
Y subí a mi sierrita, con el sol de la tarde, pero iba intentando no pensar en nada. Esperando llegar arriba y diluirme con el aire, un minuto sólo, sin tiempo.
Y vino él, y volvió a recordármelo, aunque no llevaba más que una botella de agua y los oidos cerrados. Dió igual. Recordé este poema y bajé rezándolo despacio.

"En lo alto de la sierra
Me detuve a descansar
Pero sentí que me iba
Sin moverme del lugar "

mejor que lo escucheis:

http://www.youtube.com/watch?v=1aGZq8nl0wA&feature=related

(... y me tengo que reí, porque alguien que siempre me llama cariñosamente "eterea esa"... pues mira, el yupanqui era otro..)

A mi también me lo preguntó pero yo no respondí que si, yo quiero trabajar!!!
Es eso: " el alma escribe sus libros, pero ninguno LOS LEE"

Por eso no os extrañeis si pronto veis a alguien poniendo su sombrero por ahí por los parques, mi niño con su armónica, Laura con sus poemas, y yo de cabaretera cantando un blues...para recopilar dinero, para mi gente, para nuestro trabajo que si se para ahora, es irrecuperable.
¿alguien me contrata? (risas)
Este es mi testimonio anónimo pero hay más de 3000, me atrevería a decir, sólo en este pequeño país en el que se detesta el conocimiento y se dedican los dineros a intentar con tesón que nos volvamos más estúpidos, que nos adormilemos, para así poder seguir manipulándonos y envenenándonos.
Y mi espíritu, ese pobre angelito, que tanto trabajo tiene, cada mañana me cuenta y me canta, pero una de mis realidades, que comparto con los que como yo, dedicamos nuestra vida a estos afanes, de lo cual me siento absolutamente privilegiada porque me ha dado una visión del mundo que sólo nosotros sabemos, porque me ha hecho profunda y soñadora y se ha convertido en mi vocación. Esa de la que todos nos hemos querido despegar alguna vez, por las mafias, el poder, la competitividad, la presión, pero esa de la que estamos realmente enamorados. Esa empieza mil veces desde cero y a veces, sigues sin poder acostumbrarte, aunque ya deberías.
Así es que de nuevo vino ese Indio americano sabio a recordarme donde estaba mi cielo, y yo por si acaso a la gran Luna de estos días que ya va menguando le volví a pedir que lloviera, que lloviera mucho, y ya lo hace.
Se nota no?
Corren mis dedos detrás de las palabras.
Sigo con el trabajo que empuje a mi alma, para que no se vaya.

luz dijo...

¡¡¡Hay, diosecillos...invoqué a las musas para que me movieran la consciencia de estos lares y salir de mi apoltronamiento!!!.
¿Realmente fueran ellas?. Llevaba mi futuro entre los dedos de su mano... No sé en cuales. Y lo iba pintando, alejando, acercando y recogiendo cuando se caía...
...Y pintaba el rellano de mis puertas con aceite de rosas y de más bienolores, con el que iba tratandole de pintar sus ojos y manos.
...¡Ale!, pero revoloteábame todos los sentíos.
Sentíos que me parecieran faldas de vuelos,
cuajaditas de volantes,
como licores blancos...
con lunas llenas azules emplumadas.
...Asíntóticas,
pa´cá y pá llá, pa´rriba, pa´bajo...
Algo sabrían...

http://www.youtube.com/watch?v=lK0gYi1YEZ8&feature=related

...Pues mi madre poníame de muy pequeñita, braguitas de volantes con cascabelillos... para localizarme. Acuérdome ahora, sí...Pá mí siempre está ella, me siguen sonando.
¡¡¡Josú, pues por donde debe de estar mi consciencia!!!...perdía, quizás entre las geometrías del suelo, entre neblinas de humo...Estoy clara de que el estrellamiento de los cristales bajo la tapa de los sesos, bajo el cuello y en el ombligo, tenía que encenderse antes para percibir sus llegadas...Pudiera ser la forma de alumbrar el camino.
¿Estados superiores de conciencia?... """Si las puertas de la percepción quedaran depuradas, todo se habría demostrar al hombre tal cual es: infinito""". (William Blake), para poder sentir que... """estoy hecho de luz, estoy hecho de estrellas.""" (Espejo Humeante, chamán indio).

...Y dice una, que realmente las puertas de la percepción no nos engañan, que es nuestra mente y que nuestro corazón los que las abren o cierran, digo...Aunque, aunque... sus reflejos realmente no sean perfectos.

...Gústame el blog así, Aventurerillo (cariñosamente).

Publicar un comentario