Presentación

Un grupo de amigos hemos decidido poner en la red el libro, “49 RESPUESTAS A LA AVENTURA DEL PENSAMIENTO”, porque creemos que es especial. Su autor, Eduardo Pérez de Carrera, nos sugiere a lo largo de sus páginas nuevas formas de percibir nuestra vida, de entender la Historia, de interpretar la realidad que nos rodea. Nuestro propósito es convertir este sitio en un espacio abierto de reflexión donde tengan cabida todos los comentarios que se nos hagan llegar sobre lo que a cada cuál le sugieran o le hagan sentir los párrafos del libro. Nosotros nos limitamos a publicar cada quince días un nuevo párrafo y a invitaros a que participéis.

15 may. 2012

Texto 3.22

3.22 "Pueblos quebrados por las más recientes tragedias, marcados con símbolos de venturas, cárceles con barrotes de agua viva han estacado los hielos y las estepas, y entre cuatro fotones cabalgando un rayo de electrones, aparecerá una alondra con un ramo de violetas en la garra izquierda y la sangre malva de un cuerno de unicornio en la derecha."


COMENTARIO DEL AVENTURERO

Se puede confirmar en los anales de la psiquiatría que los hombres se vuelven neuróticos cuando se conforman con respuestas insatisfactorias o falsas de las cuestiones de la vida.

En el Deuteronomio se dice que la ley que Dios pone no está en el mar que haya que bucear para buscarla, ni en el cielo que haya que alcanzarla.

Recordad aquello del enamorado que gritaba: “Amada, ¿dónde estas? Te busco por todos los sitios. Dime; si eres monte me haré liebre para correr en tu busca. Si eres árbol me haré pájaro para llegar hasta ti y si estás en el mar, seré pez para buscarte…” Y la amada contesta: “No corras, no vueles, no nades… Estoy contigo. En tu corazón”.

Así de fácil es todo.

1 may. 2012

Texto 3.21

3.21 "Cuando los números no sólo eran utilizados para reflejar magnitudes económicas o cuantificaciones físicas, los magos relacionaban numerológicamente el movimiento de los astros con las corrientes energéticas que cruzan la Tierra, designando a cada espacio áureo y telúrico con un número poseedor de atribuciones y características precisas; gran parte de las tierras rusas estaba tatuada con el número de la bienaventuranza: el siete."


COMENTARIO DEL AVENTURERO


Las personas que han profundizado en el origami (papiroflexia) saben que la complejidad tridimensional que un objeto puede alcanzar dependerá de cómo hayas sido capaz de organizar las dimensiones de la superficie de partida. El ser humano reproduce este desarrollo desde el cigoto hasta el neonato en donde las instrucciones para el  plegamiento  están inscritas en su ADN. Podríamos decir, por tanto, que somos un plegamiento del espacio tiempo cuyo diseño se encuentra en la geometría que está inscrita en la sucesión de mensajes del ADN.
Esto mismo parece describir las relaciones número-mágicas entre los distintos elementos de la cosmogonía, siendo el número un rastro de una interrelación geométrica más profunda. Así parece que, no solo la disposición en el espacio de los astros estén influyendo en el comportamiento  traslacional o magnético de la tierra, sino en la definición de su propia estructuración interna sutil. De esta manera la atribución numerológica de las corrientes energéticas de la tierra, evidenciarían  los pliegues del otro lado del velo de Maya.