Presentación

Un grupo de amigos hemos decidido poner en la red el libro, “49 RESPUESTAS A LA AVENTURA DEL PENSAMIENTO”, porque creemos que es especial. Su autor, Eduardo Pérez de Carrera, nos sugiere a lo largo de sus páginas nuevas formas de percibir nuestra vida, de entender la Historia, de interpretar la realidad que nos rodea. Nuestro propósito es convertir este sitio en un espacio abierto de reflexión donde tengan cabida todos los comentarios que se nos hagan llegar sobre lo que a cada cuál le sugieran o le hagan sentir los párrafos del libro. Nosotros nos limitamos a publicar cada quince días un nuevo párrafo y a invitaros a que participéis.

1 jun. 2011

Texto 2.23

2.23 "Quizá toda doctrina, desde su vocación de servicio al poder, tiene la intención de transformar el sufrimiento en bondad, la pobreza en pureza, la inseguridad en necesidad y la depresión en rezo resignado; hacer una clasificación jerárquica del mundo que nos rodea es haber perdido el impulso que dio origen al nacimiento, es mirar el mundo como si tuviésemos al alcance toda la realidad; las cosas son como son, dicen los tontos, que ponen sus pies encima de cuanto ignoran, mientras se acercan a la muerte sin saber quiénes son."


COMENTARIO DEL AVENTURERO

La doctrina acota lo que se cree como realidad única, ignorando que cada ojo mira la vida desde un prisma individual e irrepetible. El adoctrinamiento limita las posibilidades de expansión; encorseta, ajusta, enumera, valora, controla y ordena, sugiriendo que sin ella sólo nos espera el vacío. Pero quizá sea ese vacío lo que deberíamos perseguir.

Somos progresivamente adoctrinados por los pastores de este sistema, encargados de controlar el rebaño en esta trashumancia ideológica. Y mientras creamos conocer el terreno que pisamos, mientras no seamos capaces de asumir que existen claves que no vemos pero que esperan pacientes a que limpiemos la mente y despertemos nuestros sentidos, quizá descubramos estupefactos que no sólo somos rebaño, sino que también somos pastores. Somos verdugos de nuestras propias posibilidades de felicidad. La felicidad de levantar el vuelo por encima de la supervivencia y de abrir los ojos ante lo que todavía se presenta invisible. La felicidad de estar a un paso de descubrir qué hacemos aquí.
Enfrentar el supuesto vacío al que nos arroja la ausencia de certezas, debería ayudar a iniciar ese camino.

77 comentarios:

Nuba dijo...

Ya me acostaba cuando ha saltado un nuevo texto y una reflexión.
Esta tarde la he pasado entera literalmente revoloteando entre nubes y aún puedo sentirlas.
No puedo dormir sin transmitir esa sensación que me invade, aunque consciente soy de que es imposible que la trasmita.
¡ Pero es que las nubes hoy eran de escándalo! Estoy segura de que han hecho su propia revolución, por eso me volví un poco loca y lo dejé todo, dejé el trabajo y mis demás propósitos y me fui a ese lugar que tengo cerca que es perfecto para mirarlas y también para ver como ellas se miran en el espejo.
Las había que se juntaban, blancas de espuma de mar, juguetonas, fractales, animalitos, hadas, ángeles, estaban todas moviéndose, mostrándome lo fácil que es transformarse, lo etéreos que somos, que debemos ser, bailaban con el aire y olían a hierba y flores de colores.
Además de olerlas pude escucharlas y la música era tan suave que consiguió adormecerme, era como la de una flauta dulce que se oye a lo lejos.
Volvía a mirarlas y ya no eran las mismas aunque una parte de ellas se conservaba, pero se abandonaban a los fotones de luz que las atravesaban y se cambiaban de traje. Algunas se volvían de un añil intenso y otras empezaban a dar pequeños gritos de júbilo anaranjado y se preparaban para ponerse de rojo guerrero con el fuego del sol que generoso les daba su recuerdo antes de irse.( y también su antorcha)..
Me alimentaron porque algunas eran calcos de ese algodón de azúcar con colorante fucsia que nos gusta aún comer por el placer de mancharnos los dedos y la boca donde, como un milagro, se deshace y se evapora, justo como ellas.
Ellas eran esta tarde el mejor ejemplo de un rebaño que unido, sólo formaba un paisaje único como el instante en que lo fue, único por lo irreverente de cada forma, de cada aire y vapor de agua, de cada cachito de cielo, cada una a su aire, literalmente enseñándonos que es tan fácil dejarse envolver durante un ratito (¡que es un ratito en una vida!) para que aprendiera que es posible volar sentada en una piedra, que la felicidad está al alcance de mis células.. que yo también soy nube y que debo seguir yendo al mar a por agua, dejarme acunar por el aire, que me pinte el cielo y por supuesto contener ese agua para que si los vientos son propicios, se sigan regando las semillas.
Y esto que os cuento se que sólo ha sido cierto para mí, pero os juro que tengo aún esa certeza.

José dijo...

Solo quisiera darle la bienvenida al nuevo comentario del Aventurero. Me llena de ilusión sentir voces de apertura, de aventura.

Dionisios dijo...

No sé, no sé, pero me suena que el autor se equivoca, en su 2.23 publicado, al referirse con ese "...,las cosas son como son, dicen los tontos, que ponen sus pies encima de cuanto ignoran, mientras se acercan a la muerte sin saber quiénes son", mientras que Jesús los inventariaba como "bienaventurados los pobres de espíritu" para concederles por defecto el ingreso al reino de los cielos, porque si no además de tontos desgraciados.
Es evidente que el autor huye de una clasificación doctrinaria, pero aparte de menospreciar a los tontos o "débiles de espíritu", impone una necesidad ineludible, la de no perder el impulso que dió origen al nacimiento. No me parece mal el trabajar por ello, siempre que no se convierta en doctrina.

Enrique dijo...

La diferencia entre el pensamiento adoctrinado y el que no lo está, vendría a ser algo así como la que existe entre un pato mecánico y un pato de verdad: uno es rígido y totalmente predecible y el otro está vivo.

Una doctrina no consiste exclusivamente en una declaración explícita de dogmas, sino que viene acompañada de una serie de ritos que, posiblemente, son los que la sostienen.

No se puede desmontar la doctrina exclusivamente desde el pensamiento, sin prescindir del rito, sin abandonar los miles de pautas, patrones y modales adquiridos. Un holograma realmente nuevo no se construye por acumulación, añadiendo mejoras o matices a lo que ya tenemos, ni mezclando una y otra vez los hologramas adquiridos; así solo se consigue el holograma de antes, más refinado, menos evidente, más elaborado, pero, en definitiva, el mismo.

Anónimo dijo...

El comentario de Nuba parece más propio del Diario de Patricia, que de las reflexiones entorno al texto de un autor

Aquiles dijo...

Buenísimo Enrique

Dionisios dijo...

Un tonto, un pobre de espíritu, es un doctrino. Es decir y entre otras cosas, alguien de aspecto y modales tímidos y apocados. Para aprovechar bien esa materia, una doctrina es la enseñañza que se les da para su instrucción, a veces revestida de ciencia y sabiduría, y a través de pláticas y pláticas. Para ello también es necesario confeccionar un doctrinal, es decir un libro que contenga las reglas y preceptos básicos para acabar de doctrinar, enseñar, dar instrucciones y terminar obteniendo un buen doctrinario que atenderá más al texto y las teorías abstractas que a su práctica recurriendo a las manifestaciones rituales, a su repetición sin interpretación ni alteración consciente. Esa es la misión del doctrinero, el primero que de buena o mala fé se inmola.

Luz dijo...

A lo mejor las respuestas están entre las plumitas del "Espíritu Santo"...Altas, muy altas...¡¡¡Brillantes!!!... Llenas de luces.

Y que desde el entrecruzamiento con sus ondas de Energía, que se producen como cuentagotas, nos puedan despertar, las chispitas que alumbren otros pensamientos.... Desde voluntades que ansian encuentros que estén fuera de las vivencias tangibles....

...Para que nos chisporroteen en cerebros metidos en búsquedas metálicas y aburridamente cansados de tanta estupidez...

...Pensamientos que siempre corren en pos de esas "OKAS" que les puedan iluminar con Historias diferentes. Buscando el transpote entre sus DOS ALAS, para comprender un poquito más pallá y LA VERDAD QUE NADIE DISCUTE...

Ulises dijo...

Dionisios: En tus comentarios asimilas los “tontos”, del texto que comentamos, con los “pobres de espíritu”, de las Bienaventuranzas de Jesús. Y yo creo que no tiene nada que ver una cosa con otra.

De entrada, la interpretación literal de las Bienaventuranzas (así como de otros textos de los Evangelios) puede dar lugar a conclusiones erróneas. Refiriéndome concretamente a la primera, la que dice: “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos” y, dado que yo no soy ningún experto en la interpretación de los textos evangélicos, voy a copiar literalmente la interpretación de una persona que sí lo es:

“Ser “pobre de espíritu” significa que uno ha despojado su propio ser interno, su espíritu, del deseo y apego por los bienes materiales, las posesiones terrenales, los amigos de mentalidad mundana y el amor humano egoísta. Mediante la purificación inherente a esa renuncia interior, el alma se percata de que siempre ha poseído todas las riquezas del Reino”.

“Jesús elogia de esta manera a las almas que son pobres de espíritu, completamente libres del apego a la fortuna y a las metas mundanas personales por haber preferido la búsqueda de Dios y el servicio de los demás: “Sois benditos a causa de vuestra pobreza. Ésta os abrirá las puertas hacia el reino de Dios …”
P. Yogananda

Nuba dijo...

Anónimo/a, oye, es que me quería tirar!!! (traducción: soltar)pero me ha hecho gracia tu "comment" porque me tirabas de la orejilla para que me centrara en el "contexto"... " no me cuentes milongas de nubes rosas que esto no es reflexión"... (me adoctrinabas, pa que volviera al redil?)
Mira por donde te mandaré una versión animada de una Elisabeth, que creo debes sustituir por tu diario de Patricia.. y si no lo ves bien, luego buscas el poema " one art"
http://www.youtube.com/watch?v=3JeeuYwy7DM
suéltate anónimo y cuéntanos tu personal reflexión, porque es cierto que cuando las cosas son como son, solo se ven desde tu pequeño agujero.

Bhakta dijo...

Ulises, me parece muy interesante la alusión que haces a los "pobres de espíritu". Desde luego, la explicación de Yogananda me parece digna de ser tomada como ejemplo. Requiere un gran esfuerzo conseguir ese desapego a lo material que comentas, pero mas duro me parece el desapego al amor humano como comenta. Son muchos los pensadores que hacen referencia a ese tipo de desapegos, y a mí la verdad me resulta un poco contradictorio el desapego a ese amor. Se supone que el verdadero amor se debe dirigir hacia Dios, y deduzco que el verdadero amor no es el que tienes a tus hijos ni a tu pareja, sino el que se consigue cuando llegas a un estado capaz de amar a otra persona que no conoces de nada por el mero hecho de ser un ser humano.

El texto habla de una clasificación jerárquica del mundo. Sin duda alguna, creo que en el mundo en que vivimos debido a nuestro estado evolutivo es imprescindible esa jerarquía. Estoy convencido que el sistema ideal de convivencia sería la anarquía. Pero para ello nuestro nivel evolutivo debería estar en unas cotas que se me hacen bastante inalcanzables por el momento.

"Las cosas son como son", o algunos dicen "es que yo soy así, o fulanito es así", y con ello se justifica una errónea manera de ser.
Estoy cansado del tipo de personas que se escudan en ese tipo de frases. Es fácil seguir un tipo de vida en el que haces lo que te da la gana, y adoptas actitudes cómodas, escudándote en el "es que yo soy así", sin ningún miramiento ni intención de evolución alguna. No pienso que sea positivo permitir esas actitudes, y aunque lo cómodo sería seguir cada uno su camino, pienso que hay que esforzarse por hacerles ver otro camino.

"Acercarse a la muerte sin saber quienes somos". ¿Cuántas personas conocéis fuera de este entorno que se preocupen a lo largo de su vida por saber quienes son?. Yo sinceramente podría decir que practicamente ninguna. Nos preocupamos mucho por conocer el espacio exterior, y casi no conocemos el interior de la tierra, nos preocupamos por conocer países lejanos, y desconocemos muchos pueblos de nuestro alrededor, nos preocupamos por conocer a los demás cuando no nos conocemos a nosotros mismos. Pero ¿cual es la causa por el desinterés de conocer realmente nuestro interior?, quizás hay pocos afortunados a los que se les cruza un "Maestro" en sus vidas y les guía en ella.

¿Debería haber más maestros?.

Dionisios dijo...

Amigo Ulises, no sé de donde se habrá sacado Yogananda tal interpretación del concepto "pobre de espíritu", pero de la concepción y tradición cristiana seguro que no, y tampoco del diccionario, y mucho menos de la tradición fenomenológica del comportamiento humano. Entre otras acepciones contrarias a tu versionada versión, un diccionario específico dice: "Pacífico, quieto y de buen genio e intención, pero corto de ánimo y espíritu". Nadie de esta caracterología posee en principio el entendimiento activo como para "ha-ber despojado su propio ser interno, su espíritu, del deseo y apego por los bienes materiales, las posesiones terrenales, los amigos de mentalidad mundana y el amor humano egoísta. Mediante la purificación inherente a esa renuncia interior, el alma se percata de que siempre ha poseído todas las riquezas del Reino”. Eso sería por el contrario el poseer un espíritu enriquecido, el haber hecho ya un camino de entendimiento y liberación.
Los otros, los verdaderos "pobres de espíritu", como mucho están más cerca de autocompadecerse de forma habitual con un "¡Pobre de mí; triste, infeliz, pecador!". Algo es algo.

Luz dijo...

La jerarquía en base a estructuras Evolutivas y de Conocimiento han existido SIEMPRE en este jodio Mundo... desde los siglos de los siglos... Si no ¡¡¡estaríamos apañaos!!!...

Desde ahí nacieron los "monos de imitación" que mecanizaron las doctrinas.

El problema es el TONTO QUE NO HA SABIDO NUNCA, colocarse donde le corresponde...Ahí es donde ha nacido el doctrinalismo y el fanatismo...

Cándido Agudo dijo...

¿No os estaréis enredando en una especie de discusión bizantina, empeñándoos en dar la misma acepción a “tontos” que a “pobres de espíritu”?
Yo me inclino a entender que los “pobres de espíritu” de las Bienaventuranzas son los que tienen – a ver si lo digo bien para estos tiempos en que todo es incorrecto – algún tipo de carencia, de falta de alcances de los que no son responsables. Algo que como si dijéramos de origen y sin posibilidad de reparación los imposibilita para contactar o conectar con el mundo y con las otras personas.
Yo no creo que sean estos los “tontos” de que habla el autor en el párrafo, ya que estos pobres de espíritu, incapacitados para comprender a los “demás” son, creo, también bastante inaccesibles y muy posiblemente están teniendo su manera de “entender” e incluso de “evolucionar” o tener unas percepciones que a los “normales” están vedadas quien sabe si obstaculizadas precisamente por la razón, de que tan satisfechos nos sentimos.
Los “tontos” del párrafo a mi me parece que son, y sin intención de ofender, esas grandes multitudes de personas que se niegan a sí mismas todo tipo de apertura o de ruptura con qué tienen instalado en su entender desde que saben que están ahí, con los pies encima de la corteza terrestre y sin más derechos ni obligaciones que velar por sí mismos, y por sus esposas y sus maridos y por sus hijos y por su salud y por su televisor (que lo escribo así porque así es como entiendo que entienden ellos su “mundito” tan pequeño, en el que todo lo que merece atención y cuidado es lo que es, exactamente, de su propiedad y sin casi saber establecer una diferencia entre un hijo engendrado y un objeto comprado).
Estos “tontos” del párrafo pueden ser en realidad bastante “listos”, que andan siempre alerta a dónde hay algo – algo que puede ser material o inmaterial; algo que puede ser incluso otro “alguien” que al parecer de estos “tontos” es lo suficientemente ingenuo para poderse aprovechar de él – de lo que poder obtener un beneficio; pero un beneficio que va siempre encaminado a satisfacer sus pequeñas miserias, que son y seguirán siendo miserias porque aun estando ellos más o menos capacitados para elegir otra opción digamos más depurada eligen, desde un egoísmo cerril, conformarse con unas migajas que ellos, en su cutrez, se empecinan en considerar pastel.
Creo que estos son los tontos de que habla el autor en el párrafo.

El UCU-Branté dijo...

"Pero ¿cual es la causa por el desinterés de conocer realmente nuestro interior?, quizás hay pocos afortunados a los que se les cruza un "Maestro" en sus vidas y les guía en ella.
¿Debería haber más maestros?."
Me encanta esta reflexión interrogativa que lanza al blog-blog el amigo corresponsal autollamado Bhakta. Yo respondería que sí, que hacen falta ¡más maestros! (remedando a Buster Keaton en "El maquinista de La General"), y aún más, agregaría que hace falta un maestro por barba, así se reduciría a la mitad el número de desilustrados con ganas de ser, no de estar. Lo malo sería que la mayoría de esos maestros -que ya empieza a haber en el percudido mundo del supuesto conocimiento- necesitarían un mayor "cocimiento", pero bueno, al menos tendríamos la satisfacción de tener a alguien que nos atendiera un poco, aunque se equivocara de vez en cuando. YA saben, "El que no se equivoque nunca que no tire la primera piedra".
Cándido Agudo, por su parte, ha dejado bien sentado quienes serían los tontos de verdad según el autor, y creo que tiene más razón que Dionisios en su argumentación. Lo que pasa es que en esta sociedad a ese tipo de "tontos" que dice Cándido que dice el autor, la gente "normal" les llama listos, y quisieran parecerse a ellos.

Eolo dijo...

Uno de los elementos más representativos de las doctrinas, y, por tanto, un síntoma de su presencia, son los escalafones. Esas escaleras en las que unos y otros ponemos y quitamos a los demás, mientras los demás nos ponen y nos quitan.

Quizás los que se sienten arriba, sacerdotes, papistas, cardenales, diputados, fráteres, consejeros, proclamistas, voceros, encargados y demás, nunca llegarán a saber lo gravemente enfermos que están porque quitaron ágilmente los espejos que la noche provee, y hasta que la muerte se les acerca, y no retorna la niñez del desnudo.

Es fabuloso el lento silencio de los pasos livianos desprendidos de sus atávicas duras escamas, cuando al respirar el aire catapulta jocoso las luces granas enrededor del alma espinal, en las dos ramas extendidas cruzadas en el cuello de esa dulce dama sagrada.

En la vida pura no hay asiento, ni banco, porque el tiempo dibujó en los comienzos el recorrido íntimo, sus vericuetos, curvas y trazos en el espacio. Esconderse y camuflarse es seguir vagando, que es lo propio de la ignorancia en su afán de cerrar las puertas a la sabiduría.

Esas cuatro puertas, según nos dice el autor, tienen los nombres que han de atravesarse en el afán de evolución, las alforjas que han de aprender a transportarse para atisbar la Gracia: sufrimiento con ofrenda, necesidad pobre, inseguramente pureza...

Bhakta dijo...

El UCU-Branté, estoy sorprendido y encantado de leer un comentario tuyo sin alusiones "ofensivas". Te aseguro que siempre he guardado esperanzas en tí.
Respecto a los maestros con mayor o menor conocimiento, o como algunos dicen, mejores o peores maestros, eso no es posible, "o se es maestro, o no se es", por eso por desgracia hay tan poquitos.

Luz dijo...

TONTO, según el autor, sería para mí, aquel que teniendo en sus manos TODAS las posibilidades de cambios PROFUNDOS de consciencia, NO QUIERE UTILIZARLAS, IMPLICANDO TODA SU VOLUNTAD... UTILIZANDO TODOS LOS RESORTES POSIBLES...¡¡¡Por supuesto, NO, desde el voluntarismo racional!!!.

TONTO, es aquel que está permanentemente, negándose a cualquier oportunidad.

Porque desde mi punto de vista, el TONTO, justifica LA SATIFACCIÖN en base a la secreción masiva de una neurohormona, ampliamente conocida, que sirve para otras cosas más interesantes...

Perpetuarla, lleva a la "obesidad"...

Porque los niveles más profundos de búsqueda, esos que no están fabricando una careta ficticia, están impulsados por la segregación de otras sustancias neuronales diferentes. Para seguir perpetuando ese estado de AUTOENGAÑO, se necesitan construir doctrinas propias, para no nadar en la incertidumbre...

No nos doctrinalizan, ¡¡¡¡NOS doctrinalizamos POR TODO, PERMANENTEMENTE!!!!. Y la falta de conocimiento, es el que nos AUTOENGAÑA...

Por eso, desde mi punto de vista, al Sabio, al que Conoce, es IMPOSIBLE que se le fanatice, dogmatice o doctrinalice, porque es CAPAZ DE ESTAR EN UN CAMBIO E INQUIETUD PERMANENTES...desde el DOS HACIA EL TRES...El ARTE, con mayúsculas, al que le sigue el UNO...

La vivencia desde lo INTANGIBLE, no forma parte de ninguna doctrina...Y no funciona desde la necesidad DE CONDUCIR O SER CONDUCIDO ¡¡¡ sin móver un dedo!!!...

Una permanente alerta frente al autodescubrimiento puede llegar a ir deshaciendo los nudos en los hilos que forman las mallas de los velos de Maya.

...FINIS GLORIAE MUNDI...

Bhakta dijo...

Aurobindo hace alusión a las personas con mente "satisfecha de su propia limitación", que opino bien podría servir para describir a los hombres pobres de espíritu.Dice que son seres humanos que aman sus limitaciones; están apegados a sus ideas, a sus opiniones, a sus preferencias y a sus sentimientos limitados, y se perturban y se irritan o empiezan a dudar si alguna cosa trata de ensanchar sus espíritu.

Ulises dijo...

Decía Bhatka al final de su comentario: ¿Debería haber más maestros?

Yo creo que en cualquier momento de la historia ha habido los maestros que debería haber. En algún sitio leí - tal vez en el Bhagavad Guita - que cuando el discípulo está preparado, el Maestro aparece. La frase es impresionante y da mucho que pensar.

Urbasón dijo...

¡Qué bonito! ¡Cómo se quieren ellos tres! El Ucu-Branté, Dionisios y Cándido Agudo. ¡Ay, como se estimulan entre ellos! ¿Porqué no montan un club de sabios de esos que no dicen nunca nada? Sino fuera porque son uno solo, al club se le podría poner de nombre "Pata Egonihilista Agónico", y así conseguirían darse un poco más de papo, que pese a lo mucho que tiene, siempre le parece poco.

Bhakta dijo...

El UCU-Branté, te pido disculpas por lo de las alusiones ofensivas, pero cuando leí tu comentario no se por qué leí que era de Urbasón.... ya me parecía

José dijo...

El autor toca el tema de la, manida, jerarquización del mundo con una frase muy precisa ¨es mirar al mundo como si tuviesemos al alcance toda la realidad¨¨

Es un tema abordado ampliamente por la filosofía y la ciencia entendida, esta ultima, como concepto. Quiere decir como constatación de actividad, de movimiento del saber.

El estatismo de esa mirada , que cree que la realidad no esta sujeta a la percepción de la diversidad, de la individualidad, de la transformación y del quehacer ha creado unas doctrinas obsoletas.

Hay que recordar el temor de Galileo por sostener que la tierra se movía. La doctrina estuvo a punto de condenarle a muerte y correr la misma suerte de Giordano Bruno por ser copercaniano.

Yo, a veces sostengo que, muchos tontos, seguimos viviendo pensando que todo gira alrededor de nosotros y que nuestras doctrinas, ajenas a la certeza científica, son Verdad.

Afrodita dijo...

Urbasón. Desconozco del todo las personalidades tanto de El Ucu-Branté como de Dionisios. Tampoco conozco quizás gran cosa de Cándido, pero puedo asegurarte que no es ninguno de los dos. Y te lo puedo asegurar por una razón tan sencilla como que Cándido Agudo es un invento mío; o, bueno, no es que sea un invento mío. No es un invento mío porque el nombre lo he sacado de la lista que alguien colocó en uno de los comentarios del punto anterior.
No sé si tu error me confunde o me halaga o si me produce tanto desconcierto como satisfacción.
Me confunde porque jamás pensé que pudiera darse ninguna similitud entre El-Ucu-Branté o Dionisios y yo. Creo que lo que ellos escriben y la forma en que lo escriben difiere mucho tanto en el contenido como en la manera de expresarlo — el tono, la cadencia, las inflexiones que imagino para sus voces si lo que escriben lo estuviesen diciendo — de lo que escribo y de la forma en que lo escribo yo.
Me produce satisfacción porque vivo como un pequeño logro el intento — que consideré en un principio torpe y desmañado —, tan al parecer coronado con éxito, de haber “engañado” a alguien.
Pero no lo hice con intención de engañar, fíjate. Es más, te confesaré que pensé incluso y un poco avergonzada “¡vaya tontería que estás haciendo cuando hasta el más tonto del blog se va a dar cuenta de quién eres tan pronto te eche la vista encima!”.
No era mi intención engañar sino algo tan inocente — o tal vez tan mezquino o egoísta, tendré que considerarlo seriamente — como hacerme perdonar por… no sé, no sé recordar si tal vez tú mismo o algún otro alguien que escribe de forma muy similar; pero, bueno, a lo que iba, por hacerme perdonar cierto reproche que hizo ese alguien en referencia a que escribo demasiado en el blog…
Y por eso cambié de nombre, para desintoxicar un poquito de mi presencia y dejar descansar a los que no les gusto; aunque, como ya digo, con muy pocas esperanzas de lograrlo.
Pero mira tú lo que son las cosas, que me equivoqué.
En fin, que lo que pretendía me salió, en realidad bien.
Me da un poco de lástima, es verdad, prescindir de ese alter ego que — porque, para qué voy a negarlo, un poquito de esperanza aun dentro de mi propio escepticismo sí que deposité en mi Cándido ilusionada, tal vez, con la idea descabellada de a través de él expresar algo que quizás esté agazapado, o adormecido, en algún lugar de mí que Afrodita está amordazando o no me deja ver — me habría gustado conservar.
Pero después de esta especie de declaración entiendo que ya no tiene sentido. Así que me olvidaré de Cándido, y de experimentos y de jueguecitos; y en lo sucesivo —y tanto si es para decir que es una pena que personas que muy posiblemente tienen capacidad para sacar de sí algo bueno o edificante o constructivo se conformen con las migajas del pastel que el hecho de vivir les brinda como si es para decir cualquier otra cosa — lo diré siempre todo bajo el nombre que he venido utilizando hasta ahora.

Aquiles dijo...

Buenos, malos, ricos, pobres, triunfadores, fracasado, valientes, cobardes, ... Nos pasamos el tiempo juzgando y clasificando jerárquicamente el mundo que nos rodea. Clasificamos a partir de los parámetros que el modelo define como aceptables y que normalmente sólo tienen que ver con su perpetuación. Desde esta perspectiva, únicamente son virtudes aquellas que permiten la conservación del modelo y a partir de ellas trazamos una raya: a un lado los válidos para el sistema a otra los inválidos.

Esta forma monolítica de actuar nos está alejando del impulso que dio origen a nuestro nacimiento, es decir, de la Felicidad. Libera pensar que podemos abordar nuestra relación con el mundo desde una mirada más limpia, más auténtica, cada vez más desligada de esa moralidad que conforma la ley de hierro que perpetúa este modelo. Como dice el aventurero siendo conscientes de que cada ojo es capaz de una mirada única del mundo que le rodea.

El párrafo también nos habla de los camelos que las doctrinas al servicio del poder (religiones, moralinas, buenos modales) nos han ido haciendo tragar desde muy pequeñitos de forma sutil y venenosa. El primero de los camelos es el del sufrimiento como camino de glorificación. Ningún niño busca voluntariamente el sufrimiento, sino el juego, la diversión, la alegría. La búsqueda del sufrimiento en lo cotidiano como mecanismo expiatorio es una aberración sólo entendible desde la vocación del poder de mantenernos dóciles y amansados. Ningún ser vivo busca voluntariamente el sufrimiento.

José dijo...

Afrodita, que sincera confesión!. Lo unico que te reprocho es que hayas tenido miedo de participar tanto. Yo creo, que una de las enseñanzas mayores, que he notado en el autor, es que respeta profundamente la diversidad de pareceres, hasta el punto de incitar a no fraguarnos opiniones de los otros. A quitarnos nuestra mascara, a quitar la mascara de la supuesta realidad. A desesmascar la realidad impuesta por complicidad. Tu has hecho ese ejercicio, gracias.

Anónimo dijo...

¿¿Alguien de todos los que escribis acerca de la doctrina impuesta por la ciencia ha estado dentro del mundo cientifico??

Anónimo dijo...

http://propongo.tomalaplaza.net/

Nuba dijo...

Afrodita, guapa, algunos ya nos habíamos dado cuenta, y no sólo de ese sino de algún otro. Pero no importa en absoluto, tu escritura es tan personal que se reconoce siempre. Además yo alguna vez también he escrito como anónimo.
Pero si es que el nombre no importa ¿no? que mas da si aquí nadie nos conoce-aunque pretendan decir que sí- y lo que importa es el mensaje.
Enlazando con él quiero decir varias cosas:

-Estoy de acuerdo con Aquiles en que el sufrimiento es aberrante, sobretodo el que nosotros mismos nos imponemos, que es además el que más duele, pero también el que deliberadamente le causamos a los demás con los jucios de valor, amenazas veladas, apegos innecesarios y dependencias. Otra cosa es el dolor físico del que puedes aprender, porque el cuerpo es tan sabio que nos avisa-muchas veces- de que algo no va bien, y hay que aprender a escucharle para poder liberarlo del dolor. Yo también estoy de acuerdo de que lo que hay son enfermos, casi mas que enfermedades (consciente de lo que significa para mí decir ésto).

-A Luz le diré que no conozco ninguna neurohormona cuyo "exceso" produzca obesidad, más bien la disfunción de varias de ellas, ocasionada por un grado superlativo de infelicidad, de oscuridad y de depresión (pero aunque no calva, sigo ignorante..y guasona claro!)
-Por último me gustaría reflexionar sobre los ritos en relación a las doctrinas pero también fuera de ellas.
Creo que algunos rituales son bastante beneficiosos porque refuerzan el concepto de grupo. Sobretodo aquellos que nos conectan con la naturaleza, con la ofrenda, con las bendiciones, con los demás, con lo sagrado.
Por ejemplo la comida, servir el Té.
Tener un ratito cada día a solas pero también un tiempo para compartir con la familia, con los amigos, con otras mujeres.
Intercambiar experiencias, enseñanzas mútuas. Y con los ancianos. Hay tantas cosas que los dioses dejaron que aprendiera de mis abuelos, que ojalá se veneraran mucho más los intercambios con ellos, que tienen mucha más experiencia de vida que nosotros, que casi todos se han reconciliado ya con la vida.
Rendirle culto a la tierra después de la cosecha. Cantar y bailar juntos, en sintonía con los demás y con los espacios....
Pienso que determinados "rituales" no adoctrinan, al revés. Pueden ser una puerta para el aprendizaje y un empuje para el camino, aportan a mi vida más los intercambios grupales que la necesidad de "un maestro" único. Igual me equivoco, pero creo que cada cual tiene al "maestro" dentro de sí mismo, aunque determinados encuentros con determinadas personas en el camino hayan abierto más de una puerta, eso no lo dudo.

Luz dijo...

A NUBA:

La serotonina...¡¡Bien!!!, confirmado, no has entendido NADA...¿¿¿INFEDELIDAD???...

El que ajos come...

La ficelidad se practica desde otros campos donde tu cerebro no llega. NO estan dentro de tu doctrinalismo competitivo¡¡¡Cítame las hormonas que causen todo eso en situaciones neurosensitivas...Es pa reirme un poco.

Luz dijo...

A NUBA :

y además, la fidelidad NADA TIENE QUE VER CON "PERRITOS FALDEROS"...Tradúcelo por LEALTAD, y acertarás....

José dijo...

Anonimo, me parece muy acertada tu proposición de debatir sobre la ciencia. Porque la ciencia es mucho más que un debate sobre las zarandajas del cambio climatico, etc. La ciencia es el sujeto de reflexión de la filosofía. La naturaleza, la animalidad del hombre y su uso de razón, son la combinación de lo que en uno de los parrafos del autor dice:
¨hay tres caminos delante de cada hombre: el del cuerpo, el de los sentimientos y el del espiritu¨

Nubia dijo...

...tiene un corazón magnífico, unas arterias límpias. (umm, que buenos los machaditos de ajo y perejil añadidos a las legumbres, antes de servir)
El que come plátanos, almendras, trigo sarraceno, tomates, suero -cuando haces queso- además de tener un gran corazón, lo disfruta.
Disiento en cuanto a la competencia, precisamente te animaba a que me informaras de la tal neurohormona.
A mi una de las que me parecen más interesantes de investigar es la melatonina...y ya sabes, ahora es tiempo de cerezas.
http://www.youtube.com/watch?v=0mcPxVBuIj0 (ríete maja, que el mundo es demasiado serio)
(Ah, le he añadido una i a mi alias, porque pronto será verano y porque me gustan los de allí)

Anónimo dijo...

Muy bien José, pero no respondes a mi pregunta, solo dices cosas que ni siquiera estoy muy segur@ a que se refieren. Te repito (no solo va por ti, pero eres el que me ha respondido): ¿Tu eres científico o estas dentro de ese mundo?

Luz dijo...

A NUBA:

¡¡¡Qué interesante lo de los ajitos, oye!!!...Personalmente me va mucho más, sacar partido al texto.

Discrepo contigo en tus recomendaciones alimentarias...

La búsqueda de secreción masiva de serotonina, se produce habitualmente, via alimentaria, por bajadas del neurotransmisor debido a procesos emocionales chungos, precisamente.
Con la ingesta de carbohidratos, preferentemente dulces, es por donde se busca la SATISFACCIÓN. Puede terminar por convertirse en una pauta de conducta convulsiva...Como consecuencia...¡oh, cielitos!, se engorda...¿Te suena algo el hábito en el consumo de chocolate?

Por eso se considera en los ámbitos científicos, que es "la hormona de la felicidad"...Neurohormona o neurotransmisor, por cierto íntimamente relacionada con la melatonina y otras muchas más hormonas y neurohormonas....pi, pi... Melatonina que pa ná tiene que ver con la infidelidad, oiga, guasona.

Y en el texto lo estaba relacionando con otro tipo de "engorde"...en el que también se implica la serotonina...y que va en relacción con el texto...

Pués mira los nubios que yo sepa, eran y son muy oscuritos...y con los pelitos negritos y rizaditos...Por tanto con mucha concentración melánica...

Luz dijo...

A NUBA:

Sigo...Realmente, la película se puede complicar mucho más y ampliar con otro tipo de historias mucho más...

Desde mi punto de vista, todo aquello que realmente implique respuestas placenteras via digestiva...produce el aumento de la serotonina...incluído el tabaco.

Y su papel más importante, desde mi punto de vista, está en respuestas a niveles de secreciones fisiológicas normales, que se producen por la noche. Se ha visto que participa en estados de relajación para permitir la entrada del sueño REM...y para otras cositas.
Entre otras cosas...

De ahí que desde mi punto de vista, la ingesta de carbohidratos dulces produzca soñarrerona. Cosa que se contradice con lo que habitualmente se hace tras una comida, desayuno o merienda, en este país.

Y te termino con una apoteosis final:

Que te quede clarito pa siempre, que la Melatonina, es una HORMONA y no una neurohormona o neurotransmisor, como sería la serotonina.

Simplemente porque hay una diferencia tremenda, en cuanto al modo de almacenamiento y secreción...pi...pi...La melatonina está secretada por una glándula...pi,pi...
Explicarlo ya sería pa nota...

¿Te has enterado de por donde iba?...
Todo esto se aporta desde el punto de vista científico...¡Oh, cielos!, pero que dogmatica, soy oño!...

José dijo...

Anónimo, mi respuesta es que estar en el mundo de la ciencia es estar en el mundo y más alla. Mi respuesta es que, si preguntas sobre el metodo cientifico acotado a la prueba y error, pues mi respuesta es que la ciencia es mucho más amplia y que no es una doctrina

Anónimo dijo...

Y dale...
Sigues sin responder a mi pregunta: ¿José eres científico?

Nubia dijo...

Pero Luz, todavía no te has dado cuenta de que yo para nada he mencionado la fidelidad ni la infidelidad....
Por circunstancias de docencia, resulta que me tocó explicar neuroquímica..no te digo más, y aunque me dedico a temas inmunológicos, con todo se aprende mucho, pero eso sí, sin ningún afán de doctrinalismos y menos aquí. Este no es un foro para discutir de ciencia y en ciencia no he pretendido jamás convencer a alguien, porque ya sabes que nada es seguro, que todo depende de las dosis, que las células y los genes aislados, están muy bien pero ni siquiera los modelos animales nos valen de mucho. El ser humano es diferente y cada quien lo es mucho más en relación con el mundo. Hay que intentar hacer ciencia interdisciplinar.
SI quieres que te aporte algo desde el punto de vista científico, ya iremos a otros lugares, who knows?
Yo también tengo melanina concentrada pues pecosilla soy y con el pelo rizado...igual algún antepasado mío..
La melatonina como bien dices necesita oscuridad, deriva bioquímicamente de la serotonina y en cuanto a su clasificación, ya que te pones tan dogmática (por mí clasifícala como quieras)te paso the "scientific information", no sin antes pedir disculpas a los demás miembros del foro, pero es que ..... no me he podido resistí..
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S009130228571014X (Ya viejito el artículo), pero este otro es muy bueno:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20534884 (bello nombre de departamento el de estos señores)
Insisto, me interesa la relación luz-oscuridad en relación con esa glándula tan mística que sí empieza por p..,
sabías que los melanocitos también pueden producirla?
En cuanto a los alimentos, no es que yo los busque, es que creo que ellos me buscan a mí..o será mi olfato primigenio el que los prefiera Particularmente no me van demasiado los dulces, a excepción claro está de los que yo cocino. Cuando quieras te invito a tarta de frambuesas.. (eso sí si no me gritas, que más bajito te escucho mejor).

Bhakta dijo...

Luz, al hilo de lo que comentas, hace poco me explicaban que la mayoria de las veces intentamos paliar la ansiedad con ingestas masivas de alimentos, que aparentemente mermaban esa ansiedad, pero sin embargo el resultado final era erroneo y contraproducente, no solo por el aumento de peso.
Por otro lado me explicaban que el consumo de dulces y azurcar en general no era positivo sino mas bien lo contrario, y vuelvo a repetir que no solo desde un punto de aumento de peso. Me comentaban que hay numerosos alimentos que proporcionan azucar en su trnsformacion, como los hidratos tengo entendido, y que podemos vivir perfectamente sin la ingesta de la misma, es mas, que es beneficioso sobretodo a niveles energeticos. Yo llevo un tiempo haciendo la prueba de no probar nada que contenga azucar y no noto efectos negativos. Me interesa tu aportacion cientifica al respecto, y tambien la tuya Nuba que se ve que te va el tema alimentario.

Beucis dijo...

Preguntarse sin saber cual será la respuesta; andar por caminos desconocidos, nuevos, con la posibilidad de perderse, cierto, pero con la posibilidad también, de ampliar nuestro universo y de disfrutar de paisajes inéditos, que se nos abren; la satisfacción de descubrir en las antiguas relaciones, enmohecidas por prejuicios y esquemas, nuevas y jugosas facetas; creernos que, todos y cada uno de nosotros, somos las notas musicales de una gran sinfonía, a la que nos vamos acercando y vamos a poder integrarnos con armonía y belleza.

Dejar atrás las viejas consejas, que nos hablaban de lograr, después de la muerte, el perdón y la gloria, sólo posible tras haber hecho un camino de pecado, lágrimas, dolor y remordimiento.

Creer en la felicidad que, Tara la dorada, la gran diosa de la tierra, nos entrega para que la hagamos nuestra y nos muestre el camino de la consciencia y sepamos quiénes somos y a qué venimos; para que nos ayude a no ser tontos que mueren sin preguntar, sino bienaventurados dignos del Reino.

Es desde la aspiración al gozo, a la felicidad, desde su logro, desde ese camino de la consciencia, como recobraremos el impulso que recibimos al nacer, para realizar la tarea que nos hará evolucionar a cada uno y a cada otro, y salir de la tristeza que nos encadena al Valle de Lágrimas, tan querido en los viejos sermones eclesiales y que gracias a ello, tan cómodamente y por tanto tiempo, nos vienen pastoreando.

Atila dijo...

Bienaventurados los que no tienen sed de venganza,los que no sufren por el bien ajeno,los que no estan apegados ni al dinero ni a sus objetos, los que tien paciencia con los viejecitos,los que ante una gran depresion procuran buscar ayuda y no molestar a los otros con sus penas, los que sabiendose pastores pasan desapercibidos pero s sembrar la semilla para que los del rebaño sepan salirse de el. los que no se rien de los debiles, los que no estan apegados ni a su dinero ni a sus objetos sabiendo que otros estan pasandolo mal, lo que cuando dices algo a una persona que no tiene ni idea de lo que dices y te contesta:¡vaya chorrada! y no te ofende.

Enrique dijo...

Cada doctrina tiene su ritual y cada ritual sus ritos; sus ceremonias que deben ejecutarse según unas pautas fijas, ya que, de no ejecutarse correctamente, pierden su efectividad, aquella que le otorga la creencia.

Y la forma correcta de ejecución viene establecida por la autoridad (religiosa o de cualquier otro tipo) y, sobre todo, por la tradición. Hay una forma correcta de saludarse, de manejar los cubiertos, de vestirse para un entierro, de lavarse los dientes o de servir el té. El problema consiste en que lo que a unos les parece lo adecuado, para otros significa una ofensa.

Inevitablemente, las enseñanzas de los maestros se han convertido en doctrina y los ritos -que no deberían desligarse del tiempo, el lugar y las personas que los ejecutaron, bajo la dirección de un maestro- en imitaciones más o menos sofisticadas, cargadas de emoción o de imposturas racionalistas.

Loli dijo...

A Anónimo:

Porfa...define "científico", o lo que tú entiendes por "científico",...thanks.

Nuba dijo...

Bhakta, no importa si suena un poco raro, pero la Alimentación no es uno más de los temas, es una opción de vida. Lo es desde que era adolescente. Es cierto que he tenido un entorno favorable pero además por mi cuenta y de la mano de mis otros muchos caminos, siempre ha estado la búsqueda de alimentos que no sólo me saciaran físicamente sino que me hicieran más consciente, más en contacto con mi alma y a la vez que me conectaran con esa Naturaleza posible de la que habla el autor.
Los azúcares son esenciales para el organismo, pero como todo, los hay saludables y adulterados. Los tecnólogos se han encargado de estropear y embadurnar muchas de las cosas con las que el "primer mundo" se alimenta, y desgraciadamente también han cambiado la sabia cultura y la forma profunda que a muchos pueblos les costó siglos incorporar y que nos dejaron como legado.
Se está perdiendo la pureza y propiedades de muchas semillas, plantas, árboles.. que transforman en potingues que son capaces en poco más de una generación de modificar la estructura de nuestros genes, y de los genes de los animales que comíamos, incluyendo los del mar...
Creo, sin embargo, que aún hay esperanzas, que no es difícil autogestionarse y elegir aquí y ahora, a quienes les queremos comprar lo que nos llevamos a la boca. Nosotros por ejemplo, un grupo de amigos, compramos productos naturales directamente a los agricultores y ahora empezamos también con el vestido.
Glucosa es la preferencia metabólica del cerebro, por lo que no deberías eliminarla de la dieta. Basta con que no tomes azúcares refinados, pero por favor no los sustituyas por edulcorantes-es peor el remedio que la enfermedad-.
Azucar sin refinar es estupendo, igual que la miel si es de confianza, el resto, los azúcares naturales de frutas y hortalizas.
Los hidratos de carbono nos sacian, es verdad que hay que comerlos. Realmente hay que comer de todo, pero la estrategia está en las proporciones y en las horas en las que se ingieren. Y algo esencial, hay que comer lo que la tierra produce de forma natural en cada temporada, en cada ciclo solar y estacional.

No abusaría de hidratos de carbono otros que los de cereales integrales y legumbres y en cambio es muy bonito darle color a tu mesa y a la de los tuyos con ese arco iris perfecto de productos que mezclados son capaces de crear colores y sabores nuevos. Yo lo hago cada día y esa forma de cocinar y alimentarnos los míos y yo, no me supone más de media hora para cada comida.
En el libro de las mutaciones se refleja claramente, el hexagrama I (27) "Las comisuras de la boca" (La nutrición).
Cuando comemos de forma consciente, despacio, dando gracias por poderlo tener, compartiéndolo, entonces es difícil que comamos más de lo que necesitamos.

Luz dijo...

A Bhatka:

(Siempre escribo mal tu nombre...debo de ser de las Hurdes, oiga)

Para nosotros, la serotonina, con secreciones que se CONSIDERAN habituales, funciona en el cerebro como inhibidor de las neurohormonas del stress y de las depres...De ahí que sea uno de los tranquilizantes cerebrales...y que aumente su secreción en momentos que requieran placidez, participando en la modificación de las ondas cerebrales...

El temita es mucho más complicado...

Todo es muy relativo, sin embargo...Cada uno tendremos nuestros niveles dentro de un orden que no se encuentren dentro de las patologías psiquiatricamente graves, digo.

Lo que sí parece estar claro, es que su secreción es variable en el cerebro de un hombre y el de una mujer...Las mujeres tendemos a secreciones, un poco más bajas...De ahí que seamos más tendentes a este tipo de comportamientos...

Habrá más respuestas frente al tema que encuentre en algún momento...¡¡¡Habra miles de comportamientos y posibilidades diferentes...!!!

Mi opinión es que recurrir a dulces y abuso de otros carbohidratos, en situaciones de bajadas de ánimo... terminan creando más adicción de lo normal...

Hoy dia es uno de los problemas que se asocian con el aumento de diabetes y obesidad, que además va paralelamente unido, a una tremenda falta de ejercicio...Una de las cosas que regula su secreción.

...Y haces bien, porque tu hígado y páncreas funcionan mejor y tú respuesta antioxidante, ¡¡¡MAS...!!!...

No soy nada partidaria de la recomendación de alimentos...¡¡¡NO ME METO PARA NADA EN EL DOCTRINALISMO ALIMENTARIO!!!. Cada organismo funciona de una FORMA DIFERENTE frente a cada uno de ellos...y de cada a estas situaciones, más.

Pero algo muy consumido en paises de Oriente, me funciona muy bien en situaciones tristes o de comecocos, es un puñaillo de garbanzos crudos, después de estar en remojo...a ser posible en ayunas.

Alimento que debe de contener, a mi modo de ver, gran cantidad de Triptófano, precursor de la serotonina... Teniendo SIEMPRE EN CUENTA, que cada uno es cada uno...

No sé si te he servido de algo...Hay muchas más cosas...

Anónimo dijo...

En la relación entre uno mismo con la alimentación, y los reflejos que tienen las alteraciones anímicas en la manera de comer, hay un ensayo más que interesante, ya con cierta solera titulado "Yo, hambre y agresión" de Fritz Perls. Para los que quieran, además de dar lecciones, aprender.

Bhakta dijo...

Gracias por la informacion.
Lo que si tengo claro es que debemos tener una aptitud mas respetuosa con lo que comemos, con la forma de hacerlo.

Afrodita dijo...

Todo lo que se pueda teorizar, Nuba, acerca de la alimentación y del cómo alimentarse no deja de ser dar coces al aguijón frente al hecho insoslayable de que hay que matar para comer. A mí personalmente me consuela muy poquito que ese alimento sea más a menos natural; y en lo que respecta a mi cuerpo y al prodigarle tantos cuidados como tú recomiendas, pues, qué quieres que te diga. Ocuparme tanto de mí misma y estar evaluando constantemente qué es lo mejor para mí va contra mi temperamento. Vamos, que me produce directamente repelús.

José dijo...

Anónimo, si soy cintifico. Si quieres hazme el test de prueba y error. Un saludo

Bhakta dijo...

Afrodita, desde luego que lo ideal seria que las unidades superiores, pudieran alimentarse o captar la energia de unidades inferiores sin necesidad de eliminarlas, pero eso hoy por hoy lo veo bastante complicado. Por lo que ya que hay que eliminarlas, lo minimo que podemos hacer es utilizarlas con el mayor respeto y en la cantidad justa, ni mas ni menos.
Ahi incluyo tambien el tema vegetariano, y con todo el respeto a quien elige esa opcion. Pero no me parece admisible decir que se es vegetariano como muchos hacen por no comer animales, ¿Que pasa, que como a la lechuga no le vemos los ojitos y la boquita ella no sufre, no?. Personalmente opino que esa aptitud conlleva bastante cinismo.

Anónimo dijo...

La cuestión aquí no es que entiendo yo por ciencia, sino que entendeis vosotros por ciencia. Si quieres mi definición ve a buscar en un diccionario, no creo que pueda darte una mejor.

Llevo unas semanas siguiendo este blog, y todas, o casi todas las alusiones que se hacen a la ciencia, contienen connotaciones negativas. Esto hace que me pregunte: ¿Cuantos de los participantes son científicos o estan razonablemente dentro de este mundo? Y por el lenguaje que estos utilizan (sospechosamente parecido en casi todos ellos) yo me atrevería a decir que uno o incluso ninguno.

Si esto es así, entonces pienso; esta gente solo repite lo que oye y lo toma como cierto sin que esto este sujeto a un estudio personal, y no me refiero a pensarlo mientras me hago unos huevos fritos o veo la tele. Eso, tiene un nombre, dogma de fé. Tanto criticamos las doctrinas y que caemos inevitablemente en ellas.

Por poner un ejemplo (no quiero ofender a nadie): hace unas semanas vi que Luz proponia que la velocidad de la luz quizás no era la que se cree, o que no es la máxima en la naturaleza (lo cual argumentado me parece muy interesante aunque no haya pista alguna de ello), sin argumentar nada serio al respecto. En cambio esta semana la vemos hablando de las hormonas, de biología al fin y al cabo, dando golpes encima de la mesa y afirmando rotundamente todos y cada uno de sus conocimientos. ¿Que pasa que la biología es absoluta y la física y las matemáticas no lo son?.

A esto me refiero, hay que afirmar menos y dudar más, a no ser que hayamos pensado mucho mucho en lo que escribimos, sino, repito, dogma de fé.

Eolo dijo...

Si Afrodita, se muere para vivir. Estamos permanentemente matando para vivir, matando nuestras células, quemando nuestros impulsos, fagocitando el aire que respiramos. Nuestro yo se muere todos los días, tu estás quemando energía producida para poder escribir en este blog. Hasta para tener repelús tiene que morir alguna que otra neurona del cortex cerebral.

Nuestros padres murieron poco a poco para que nosotros naciéramos poco a poco. Nosotros nos estamos muriendo y nuestros hijos naciendo.

A los ministros manipuladores de la muerte, que son aquellos que nos quieren acongojar con mensajes en las cajetillas de cigarrillos, cuando dicen que "Fumar puede matar", hay que decirles una verdad mucho más grande, inexorable y absoluta: "Vivir mata".

Virgo se quedó enmudecida muy atrás, cuando su hermano Acuario supo desvelarle sus miedos, y le enseñó a vivir como antídoto de su pudor homicida.

Afrodita dijo...

Sí, Bhakta, eso es lo que argumentan los vegetarianos; que como las lechugas no tienen sistema nervioso no sufren, no sienten dolor. Son personas que sólo entienden como "capacidad de sentir" la suya propia. Pero, claro, si tuvieran la honestidad de asumir que se hacen trampas no tendrían más remedio que dejarse morir de hambre. Prefiero mil veces vivir en conflicto eterno, conmigo misma y con el mundo entero si hace falta, antes que acomodarme en posturas y en argumentos que son tan sólo parches.
Y sí, Eolo, tienes mucha razón; es verdad que vivir es ir muriendo, y que por el sólo hecho de respirar estaré matando mis neuronas y mis células; pero no estoy arranando vida (ni de conejo ni de pollo ni de acelga)ni adquiriendo con mis manos limpias, en un supermercado, los restos de las vidas que para mí otros arrancaron.
Y sin embargo como todos los días.
Así que que no me maree a mí con sermones ecologistas ningún etéreo de esos que van por el mundo diciendo relájate y mira las florecillas.
Y tú, Beucis, se ve que eres persona que nunca ha estrellado un jarrón contra una pared. Yo, muchos, y cuando se me han terminado los jarrones he seguido con platos y tazas.Creo que lo que más me crispa los nervios en la vida sois las personas tan equilibradas.
Hay días que es que a lo mejor no está una para nada.
Y perdón por las erratas y las posibles faltas de ortografía; estoy escribiendo directamente sobre el recuadrito de los comentarios.

Anónimo dijo...

Mis disculpas José, creí que no eras cientifico.

¿Y a que te dedicas?

Anónimo dijo...

a Anónimo
Hola yo me dedico al mundo de la ciencia e investigo en el campo de la biología molecular, y evidentemente la doctrina no está tanto en los métodos como en las personas que los ejercen.
Es cierto que ahora la corriente de veracidad preponderante tiene que ver con la ciencia, y pongo un ejemplo, ahora cuando algo tiene algun valor es porque "se ha probado científicamente", en otros tiempos equivaldría casi al evangelio, y de ésto hay que huir porque acabaremos recitando cosas en las que ninguno haya profundizado realmente solo por el hecho de que proceden de un foro científico.
El mayor problema de los conocimientos descubiertos por la ciencia es que se desvirtuan en cuánto se quieren popularizar porque se adaptan, simplifican y rigidizan en un catecismo estudiantil del que todos los chavales se acaban examinando, y aquí reside gran parte del problema. La divulgación y la forma de enseñanza es generalmente doctrinal, por ende es facil que cualquier uso de un conocimiento al pasar por la mayoría de los seres humanos se vuelva doctrinal porque se ha educado en ese funcionamiento.
El cientifico de verdad ansia el descubrimiento perse como un avance epistemológico, el problema es el uso que se le quiera dar y la propia desvirtuación que vaya sufriendo al ir pasando por los diferentes compartimentos de una sociedad.
Espero que te sirva.
Saludos

Luz dijo...

A Anónimo y a quien quiera:

Soy apasionadita con lo que me entusiasma, ¡¡¡que le voy ha hacer....!!!...Hay gente que le gusta jugar al juego de...

"al hipócritilla por detrás,
ni lo ves ni lo verás...
Mirar toos pa´rriba, que caen judias.
Mirar toos pa´bajo, que caen garbanzos...""

Porque las científicas, NOS gusta descubrirnos a la par que investigamos e intentamos transmitir... y ...¡¡¡ME APASIONA!!!...Dando "golpes" de gozo y regozo, te lo digo...¡¡¡Sufriendo un montón de que siempre me parezca NO SABER LO SUFICIENTE..!!!

A las científicas NO nos interesan dedicarnos a las críticas, prejuicios y juicios DOCTRINARIOS o cotilleos sobre gentes en particular... PORQUE OBLIGAN, como todas LAS DOCTRINAS, a que haya que poner máscaras que marque éticamente la moda...

¡¡¡No gastamos sustancia gris y tiempo en eso.!!! Pero sí nos gusta OPINAR, siempre sentadas en el banquillo de los acusados, claro...La inqui..., todavía tiene la carne fresca...

¡¡¡Hay cosas muchísimo más interesantes en este Mundo que el estar urdiendo en eso...

...Captamos y lo que nos inspire...

Cosas que están mucho más pa llá...Entre ellas tú pregunta...

Por eso somos como las lentejitas, el que las quiera que nos coma (sentido figurado) y el que no, que NOS DEJE...

...No pienso contestar ante tanta estupidez junta...INDIGNA PARA UNA CIENTíFICA...Plantéala de nuevo..si quieres

José dijo...

Anónimo, me parece oportuno que nos digas que vayamos al diccionario para ver que significa Ciencia. Me has dado la oportunidad de darme cuenta que tu, para escribir tu comentario, ni siquiera has ido al diccionario.

Una de la acepciones de Ciencia, en latín, es conocimiento. Por todo esto,es que yo te proponía un debate sobre la importancia de hacer una aproximación ¨cientifica¨a la Ciencia.

La Ciencia es, de alguna manera, el sendero que recorre el Ser para entender que es Saber.

57 dijo...

Buenooo... Como está el patio..
Podeis, por favor, dejar las peleas para ceñiros al texto?

Nuba dijo...

Hay que ver la que se ha liado con la melatonina y el ajo..
Pero que os pasa, ¿es que hoy estaba un poco más nublaillo de lo normal?
Ahora en serio.
El segundo anónimo me ha leído el pensamiento, al primero le comprendo perfectamente incluso le animaba mentalmente a que opinara sobre lo que le parecen la Ciencia y los científicos.
Pero otras veces antes de saltar ante algunos comentarios he meditado que:
1.- Es absurdo querer convencer a quienes sin conocer por dentro estos mundos, nos meta a todos en el mismo saco.
2.- En todas las profesiones hay doctrinas y modas, gente que publica inventándose los datos y otras que pasan y seguimos pasando largas noches en el laboratorio.
Enfin que lo importante es tener el privilegio de trabajar en lo que nos gusta y en lo que creemos y poderlo transmitir a los estudiantes de la forma menos doctrinal que sepamos. Sobretodo enseñarles a encontrar la información y a contrastarla. A ser selectivos y rigurosos y también ¿porque no? a emocionarse cuando se mira un gel y tienes lo que estabas buscando después de un año..
Este no es el sitio de demostrar nada.
Es un lugar de reflexión en el que al menos yo, me permito hablar de otras cosas que también me importan y me importa que la gente se de cuenta de que mirar flores, nubes o comer brócoli o alcachofas es también mirar por el microscopio, por otro microscopio diferente (no sigo, es inutil)
Gracias Luz, me has arrancado una sonora carcajada y en serio, estoy plenamente de acuerdo contigo. Si vieras lo apasionada que soy yo también con lo que me entusiasma..
A Afrodita le diría muchas cosas, pero es ella la que debe decírselas cuando le llegue el momento.
¿musiquita? (que no...que era broma, aunque tengo una que......)
(Afrodita, Araújo ha publicado un libro que se llama "arbol" que solo por las citas que tiene, ya merece la pena. Ahora en la feria del libro... te lo regalaría)
Yo ya encontré el libro que anónimo recomendó y solo lo he hojeado, pero ¡es una pasada! thanks.

Miranda Hilar Gaté dijo...

Aprendemos, desde niños, que el cielo es azul, que la hierba es verde, que la leche es blanca y que la sangre es roja. Lo aprendemos así porque nuestros padres, o los adultos, en general, que nos rodean así nos lo inculcan aun sin querer ni estárselo proponiendo.
Mira qué azul está hoy el cielo, dice alguien, mirando hacia arriba. Y tú, tan pequeño y por primera vez en tu vida y sólo porque inocentemente has dirigido tu mirada en esa misma dirección, aprendes que esa bola que lo envuelve todo es el “cielo”, y que su color es azul.
Y no nos lo cuestionamos, ¿por qué tendríamos que hacerlo?
Y crecemos sabiendo, ya para siempre, qué es un cielo azul…
Y está bien tener claro qué es el cielo, igual de bien que saber qué es un destornillador o un sombrero; que seguirían siendo lo que son aunque se llamaran, respectivamente, “mojicón”, “alpargata” o “segadora”; tan sólo sería cuestión de habituarse — y desde niño, tan pequeñito, con la facilidad con que los niños asimilan todo —, y de decirle al abuelo, con toda naturalidad, “no olvides ponerte la segadora, que hace frío”; o que el mojicón esta noche tiene muchas ogüininas —“estrellas”, en el lenguaje convencional—; y, cuando tuviésemos que apretar un tornillo, pues tan ricamente con nuestra alpargata.
Lo del color, lo del azul del cielo, lo del azul del cielo y lo del azul que por deducción — o por inducción, tengo la especie de defecto de fábrica de que me lío siempre con palabras como “inductivo” y “deductivo” y como “analógico” y “analítico” — es el color de todo lo que tiene un color que se asemeja al color de esa bola que incorporé a mi saber como “cielo” aunque pude también incorporarlo como “mojicón” pero nadie tuvo la mala, perversa y aviesa idea, de meterme una idea en la cabeza que me iba a poner difícil — así, yo sola, y con una noción tan extravagante y no compartida con ni por nadie — el relacionarme con mis congéneres…
Me he perdido.
Lo del azul, decía, es más complicado, decía también — aunque no sé si con esta confusión en que vivo he llegado a decirlo —, es ya más complicado porque…
A ver si sé explicarme.
Andaba yo tan intrigada, ya desde pequeñita — y mira que mi madre me advertía mira niña que si sigues por ese camino vas a tener muchos problemas —, con ese tema que, en el recreo, en el patio del colegio con las otras niñas, me dedicaba a abordar a unas y a otras con preguntas tales como “¿de qué color ves tú el cielo?” o “¿de qué color ves las hojas de los arboles?”. Aquellas niñas, todas, indefectiblemente, fuera la niña que fuese, alta, baja, rubia, morena, simpática, antipática, aplicada, perezosa; todas absolutamente todas respondían “azul” para la primera pregunta y “verde” para la segunda.
Probé a hacer las preguntas en orden diferente; con las hojas de los arboles en primer lugar y el cielo en segundo. Pero aquellas niñas, taimadas o tercas o insensatas, las muy tales y cuales, contestaban tan campantes “verde”, para las hojas; y “azul”, para el cielo.
Pero yo necesitaba una solución.
No voy a entrar en detalles porque los detalles pueden dar a lo mejor algo de grima o herir incluso sensibilidades; pero, resumiendo y por ir abreviando, un día en el recreo agarré a la primera que se me puso por delante y le saqué los ojos; a continuación me saqué los míos; luego me puse los de ella en mis cuencas vacías y miré, el cielo y las hojas de los árboles.
Entonces supe, en carne propia — no puedo decir que porque lo viera con mis propios ojos, que sería de pésimo gusto y un chiste muy malo —, que la muy cabrona (porque no se la puede llamar de otra manera) de la niña me había estado mintiendo como una bellaca. Como una bellaca porque, con sus ojos, yo lo vi, el cielo era a cuadritos negros y blancos y, las hojas de los árboles, qué decir de cómo resultaron vistas con los ojos de aquella cretina las hojas de los árboles…
Ella, lo contaría de otra manera. Ella contaría que cuando se puso los ojos míos el cielo era a lunares color quisquilla sobre fondo amoratado; pero es que aquella niña, espero que haya quedado claro, era una embustera.

Slurging soup dijo...

Miranda, buen relato corto te has traficado,imaginativo y cierto en el sentido de que en realidad cada quisqui ve el cielo y las cosas con su particular color propio, sobre todo los poetas y los daltónicos, por no decir los ciegos que aunque les expliques que el cielo es azul-celeste (como la banda cruzada de los borbones y las banderas de muchos países), se lo imaginan del color que más les conmueva. Tengo una amiga que perdió la visión pero llegó a oler los colores y sentirlos por la radiación que emiten, y sus descripciones eran/son realmente complejas, así que se ha preparado una especie de pantógrafo que cada vez que discutimos de colores lo saca y te señala el color que ella percibe que es, y nunca coincide con el que tú dices que estás viendo. Así que me parece bien que tú creas que te engañaron de pequeñita, y que los percibas de otra forma. Pero eso de sacarle los ojos a cualquier otro e intercambiarlos con los tuyos para comprobarlo me parece cruel y exagerado. Ya sabes que hay dichosos seres que miran a la vida y piensan/sienten que es de color de rosa, mientras que a otros se les antoja más negra que una sotana de cura preconciliar.

Goyo dijo...

La doctrina, en su afán por clasificar las cosas, llega a olvidar, y hasta negar, el impulso de voluntad, que busca con el nacimiento las posibilidades de acrecentar el estado de consciencia de un ser que toma contacto con la realidad fenomenológica.
El nacimiento avoca a un juego mágico de continuado misterio, a un acto vital mediante el que se puede ir descubriendo infinitud de formas, desentrañando geometrías interminables, desgranando posibles modos de mundos infinitos… Percibir y sentir esa inmensa variedad está en el acontecer de nuestra vida, y anima el conocer de nuestra consciencia, que encuentra en ello el modo de establecer contacto con los efímeros, sutiles e irrepetibles estados de felicidad; y en un intento de hacerlos cada vez más duraderos, éstos proporcionan el estímulo necesario de quien, habiendo probado de la ambrosía de los dioses, quiere repetir, para lo cual prosigue la búsqueda de mayor conocimiento a pesar de las dificultades.
En el mundo interminable de Maya, ésta extiende su larga cabellera trenzada como andamiaje y trama de misterio, proporcionada para que los hombres la transiten…
Pero los hombres mentecatos, los cautivos de mente cauta, marcaron los límites de su hacienda después de dominar y someter la tierra, y trocaron el impulso de voluntad por el de pre-ocupación acomodaticia, sujeta a la consecución de fines y objetivos en pro de un inventado bien-estar estable, mediante el cual pudieranse satisfacer cuantas más necesidades inventadas mejor, pues ello ampliaría el recorrido placentero del agónico disfrute de quien se siente en el dominio de su estrecho mundo. Un mundo fijo, a ser posible permanente e invariable en situación de estado-de-bien-estar anodino, construido a capricho de cada quien.
El mal uso del poder, de una interpretación sesgada de la capacidad de poder acceder a conocimiento logrando estados de mayor consciencia, nos conduce a ignorar a Maya, y obviar el estímulo de la misteriosa felicidad, ilusión de amanecer…
…Aquella hacienda se delimitó con mallas de doctrinas ancladas con postes de credos y dogmas, que decían ser pilares del conocimiento; … y la mentecatez se propagó y recorría las sonrisas de las placenteras gentes, que sin asombro se felicitaban por la suerte que habían tenido al lograr habitar en aquella hacienda de hacendadosos mentecatos, que cultivaban adormideras sin pétalos rojos como antídoto probado de todo sufrimiento posible, al que había que anticiparse .

Goyo dijo...

En aquella hacienda había también plantaciones de necesidades continuas, que rebrotaban por yemas como lo hace la grama, con la intención de distraer estados de inseguridad y de miedos, y con el propósito de ocultar el valor, por otra parte, nunca necesitado para tan simples y memos entretenimientos. De la satisfacción lograda por la colmada necesidad se estableció la ideología de los cuentantes del buen comer y beber, la ideología de los viajantes de lugares de exotiquismo, la de los del bonito-guai del espectáculo, y otras tantas más por relatar… todo el mundo quiso ser cuentante de sus banales aventuras en cotilleos incesantes porque el silencio asustaba.
Mentecatos de humanos que enarbolan ocurrencias, y sin ninguna vergüenza ni pudor las depositan en los altares de los dioses como geniales ideas, haciendo del mundo un corralito de veranito en descomposición, que para que no huela cubren con celofan, adornándolo , como si de plata se tratara, con papel de aluminio estirado y flores de plástico de cambiantes colores virtuales que engañan tu vista y secuestran tu voluntad.
Son corralitos continuos de distraídos veranitos a los que acuden pletóricos los gandarbas, diablillos de la persuasión, elogiando el casposo quehacer humano del entretenimiento distraído, y proporcionando consistencia razonable a la razonada práctica del credo de lo bueno y cojonudo que es uno mismo … gandarbas que engordan tu ego con manteca de lisonjas que te sabe a nata de diosas, y que atraídos por su olor pululan por doquier como gremmlis alborotadores y despiadados que se aprovechan de la torpeza de la mirada del hombre que sólo ve con los ojos del Gandarba.

¿ Dónde hallar los Hijos de la Luna de los misterios de Eleusis que con sus cantos de melodías bienhechoras elevaban la mirada del hombre hacia los azules cielos? . … quienes esconden a los poetas no sabe que a la luz de la luna ellos acunan sus sueños . Mientra, Persefone con su aguja de marfil, sigue bordando sobre el azul celeste de interminables pliegues las infinitas figuras de los seres de todas las cosas.

Loli dijo...

Hacer una clasificación jerárquica de lo que nos rodea, entiendo que significa también querer limitar o definir estados y situaciones que en la realidad son complejas.

la palabra "jerárquica", me evoca la imagen geométrica de un triángulo, incluso el de una pirámide, aplicada esa geometría al espacio.

Sin embargo, la pirámide, e inclusive en una geometría plana, el propio triángulo son ya complejos de por sí y profundizando en esas geometría no definirían, entiendo yo (supongo que lo matemáticos, y hasta un deliniante proyectista tendría mucho que decir al respecto), estructuras jerárquicas simples y lineales.

Quiero decir, que aunque nos empeñemos en reducir las cosas, por ejemplo, a una pirámide de edad, que conlleva una cierta jerarquía aunque con distintos valores referenciales,, pues parece que no es verdad que no se esté produciendo una relación transversal, aunque la obviemos, y lo único que no hacemos es cultivarla.

Utilizamos la importante y misteriosa estructura piramidal de la forma más simplista que se puede, creo yo, y encima nos lo creemos cuando nos lo enseñan en materias como la Estadística, que tanto peso tiene a la hora de determinar funcionamientos sociales.

Cuando era niña, mi padre me enseñó que para conseguir en un dibujo profundidad y perspectiva, primero había que señalizar "un punto" en el papel, y se le llamaba "punto de fuga".

Una de las cosas que me sugiere la frase del texto"...es mirar el mundo como si suviéramos al alcance toda ala realidad..." es que se pierde la perspectiva de la complejidad que supone esa realidad, y se pierde casi por comodidad, porque como creo interpretar de uno de los commentarios de Luz de este texto, esa complejidad la llevamos dentro y creo que intenta colarse como puede a cada instante ("puntos de fuga" "profundidad" "perspectiva"....¿"complejidad"?), y también se proyecta como puede en nuestras percepciones ,sensaciones y emociones.

El Jesús Nazareo no pudo avalar actitudes sumisas al estado del hombre, igual los sectarios fariseos sí.

Sería interesante rastrear de verdad el origen de los Evangelios, tanto de los consesuados como de lo que no.

Dionisios dijo...

Goyo, te has despachado a gusto gozo-samente, con verbo casi gongorino y gran sentido de las equivocaciones mundanas que nos atraen como Circe a los Argos.nautas, ¿pero no hay algo de engorde de tu propio ego sobrenadador en todo ello? ¿Será la tempestad que nos da zozobra?

Cualquiera dijo...

Pues a mí me parece, Slurging soup, que lo que Miranda quiere decir es algo mucho más simple. Y que eso del color y de verlo diferente cuando se mira con los ojos de otros no lo dice en el sentido figurado que tú le das sino en el sentido real de que nos movemos manejando y aceptando convenciones prefijadas. Y que no nos queda más remedio que ceñirnos a esas convenciones para poder manejarnos y entendernos aunque sea mal los unos con los otros. Ni más remedio tampoco que dejar en un segundo plano, y sin planteárnoslo siquiera, cómo percibiríamos todo lo que nos rodea si en vez de quien somos estuviésemos siendo — cosa de todo punto imposible — otra persona.
Y que la realidad existe, sí, pero tiene su propia entidad, y que esa entidad nadie puede tener la certeza de que es la que cada cual esté percibiendo.
Así que es muy probable que tanto tu interpretación como la mía no estén más ni menos erradas que tantas otras como puedan darse a este relato o a cualquier otra elaboración de no importa quién.

Afrodita dijo...

En mis intervenciones he ido al grano de algo concreto que quería comentar, y se me ha pasado en todo momento aludir a que me gustó ver cuando apareció este nuevo texto que iba seguido del comentario de El Aventurero.
Antes lo hacías, ¿te acuerdas?; pero un buen día te despediste y dijiste que, hala, el blog ya estaba encarrilado y que tirásemos para adelante.
Recuerdo que algunos te pedimos que continuases.
Y es que encontrar un primer comentario ya de entrada parece que facilita las cosas; que ya está roto el hielo y que, bueno, ya hay un punto de apoyo, un nexo, entre la complejidad del texto y las cavilaciones de la concurrencia.
Creo que si no he aludido antes a este agradable reencuentro ha sido porque sencillamente lo que has escrito me ha parecido que estaba bien, y que era acertado.
Por alguna razón un tanto puñetera parece que las personas reparamos más o nos sentimos más “inspiradas” cuando se trata de replicar que cuando se trata de acoger, o de asentir.
Por eso tal vez no te he dicho antes que me encanta que hayas vuelto a esa costumbre.
Y no todas las costumbres encorsetan, además.
Un saludo.

Luz dijo...

Voy a tratar de escribir como os gusta. A mi me aburre...To´o seguio...

El texto, como siempre, desde mi punto de vista, trata de plantear que desde un pensamiento lineal, basado en la razón piojosilla del análisis del raciocinio que está apoyado sensorialmente y por un límbico que no sube más allá de las tres cuartas partes del cerebro, donde residen básicamente la amígdala y otras estructuras...portadoras de la supervivencia: envidia, ira... HACE DOCTRINAS...Esto está científicamente comprobado, porque se ve la vida desde una realidad absolutamente subjetiva y muy limitada por ESQUEMAS y...

Este tipo de pensamiento en que se basa un estado de consciencia preferido por la sociedad patriarcal, conlleva al AUTOENGAÑO, a la preconcepción ilusoria...de creer que realmente se es capaz de CAMBIAR las cosas, cuando en realidad, se está LUCHANDO CONTRA DOCTRINAS HACIENDO OTRAS DOCTRINAS....Las CONTRARIAS...
...¡¡¡Y así no se consegue subir el listón , pelines cada vez más altos...!!!, intentando concebir la realidad desde la apertura de Cuatro Puertas.

...Y esto ocurre por estar parcelando lo que es bueno de lo que es malo, en base a ese CRITERIO y no con un determinado conocimiento de causa ampliada desde la vivencia y la captación de sensaciones más limpias o más valientes...Si se quiere, conscienciándolas desde la propia piel...

Es más cómodo que a uno le den los problemas y los criterios pensados, apelando a la engañosa esperanza, que los haga caer del cielo como el Maná..Y eso elimina el sentido común que incita a la búsqueda.

...Y las doctrinas se prolongan y se prolongaaaannnn... cambiándolas de signo como en las ecuaciones matemáticas, + por -, - por +, pero estando defendidas por cantidades ingentes (¿49?) de "egos pequeños" que funcionan manteniendo todavía más las máscaras autojustificativas...Por eso los tontos seguirán siéndolo por el resto de sus días...

Estos egos, son los que se creen con el derecho, de prejuzgar o criticar, basándose en esa forma de ver la realidad: lo que uno cree que está bien y lo que uno cree que es lo que está mal o como deberían de ser las cosas en base a sus necesidades... rastrerillas...
Y esto es lo que crea jerarquías y montoncitos de cómplices...también autoengañados por el mismo tipo de planteamiento...

Ahora queda el drama en el Km.0, que gracias a mi pequeño héroe, lo he podido constatar...¿qué ocurre ahora con aquellos jóvenes "parias de la tierra", que trás apoyar la movida, no quieren regresar al mundo doctrinario que les ha escupido?...He intentado algo, seguiré...

...Pués bien, en cada uno de los cinco sentidos, funcionan los cuatro restantes. La multiplicidad de sentimientos queda enmascarada por percepciones de dolor, amor y felicidad o alegria...una satisfacción más profunda, más limpia, sin una contaminación pensante especulativa y miedica...Que cuando se respira se producen DOS funcionamientos contrarios, la inspiración y la espiración, pero que en un instante dado, AMBOS SON LO MISMO...

Enviaré otra cosa más bonita...

Luz dijo...

Dejaba Bruce Lee, un pensamiento budista:

“¡Limpia tu mente.!
¡¡¡Libérate de las formas!!!
...Se como el agua…
Pon el agua en una botella y será la botella....
Pon el agua en una taza de té y será la taza de té.
El agua fluye y el agua golpea…”
¡¡¡Se agua, mi amigo!!!

El agua empieza por "A" y delante lleva "EL"...

...Es como el Principio de La Gran Madre activada por el Sonido de la Luz... del Primer Verbo...Es esa grandiosa genética primigenia, que se fundamenta en la TIERRA.
Es estática, pero vibrada y sostenida por el AIRE, mientras es fecundada por el FUEGO, que la reestructura...

... Solo así se proyecta desde los Dos Principios, da forma a todas sus criaturas y las recoge en su seno.

Para Lao Tse, un Principio sin el otro Principio, NO son nada...Uno debe contener al otro y el otro debe contener al uno...Es un PUNTO el que los mueve y por ÉL, se dejan mover…

El agua es TRANSPARENTE por eso recoge el color de lo que la rodea...Se ADAPTA...pero NO SE RESIGNA...Su estructura, rompe permanentemente sus propios límites y los que le impone la tierra, por eso disuelve o por eso golpea...

Es como la PLASTICIDAD NEURONAL que puede ir diluyendo y rompiendo la doctrina en cada tonto...desde un pensamiento y desde el otro pensamiento...

...Y desde su Naturaleza microscópica y macroscópicamente móvil...el permanente cambio... gira y gira en una gran Esfera, mientras va recogiendo los MENSAJES del Mundo.…

Manolo dijo...

En relación con el párrafo que comentamos me da la impresión de que ni siquiera es necesario que la clasificación del mundo que nos rodea sea jerárquica. Basta con pretender clasificarlo para comportarnos como si “tuviésemos al alcance toda la realidad”. Si fuéramos conscientes de que ignoramos gran parte de la realidad no nos atreveríamos ni a intentar clasificarla. Pero el caso es que lo hacemos. Y además es verdad que clasificamos el mundo jerárquicamente. De lo más bueno a lo más malo.

¿Es posible tener un código ético o moral sin establecer jerarquías de valoración? Quien pueda conocer toda la realidad quizás no necesite códigos éticos, ni de ningún otro tipo, para valorarla. Pero, la inmensa mayoría no estamos en esa situación. Y en tales circunstancias los códigos éticos me parecen necesarios. El problema es que claro que forman parte de doctrinas, de formas concretas de ver el mundo. Y claro que esas doctrinas están al servicio de unos poderes o de otros. Así pues, sería deseable que nos diéramos cuenta y fuéramos capaces de poner en solfa y relativizar el código ético o moral en el que cada uno basa sus juicios y valoraciones.

Lo que me parece más fuerte de este párrafo es que, al hacer esas clasificaciones jerárquicas, hallamos perdido el impulso que dio origen a nuestro nacimiento. Admito, dentro de mi ignorancia, la existencia de ese impulso. Pero que se pierda por hacer esas clasificaciones me sorprende. ¿Acaso la ignorancia de una gran parte de la realidad no forma parte de nuestro estado de desarrollo? ¿No hay que contar con que nuestra forma de valorar jerárquicamente las cosas forma parte de nuestro estado? Quién diese ese impulso, previo a nuestro nacimiento, ¿esperaba otra cosa?

José dijo...

En el comentario de Manolo hay un asunto clave, el concepto mayoritario que se tiene de la Ética. Es en esto en lo que, el párrafo de esta quincena,incide.

La Ética implica en si misma una valoración. No es que, de suyo, la valoración implique un desden al otro. Es mas bien un ajuste a unas leyes que implican virtud. Esta concepción ha implicado jerarquización.

La virtud ha estado relacionada filosófica y socialmente con la sabiduría relacionada con el juicio, con las buenas costumbres, el buen gusto, etc. Todo esto ha establecido una jerarquía que nos coloca frente a esa mirada ¨como si tuvieramos al alcance toda la realidad¨.

La ética ha dividido a los hombres entre virtuosos y no virtuosos. También ha encorsetado el quehacer del hombre, lo ha clasificado como virtuoso del arte, virtuoso de la ciencia, virtuoso del poder. Ha potenciado la diferencia, pero no la diferencia que da ¨el impulso que dio origen al nacimiento¨ sino la jerarquización de su devenir.

La Ética esta basado en el ¨resplandor de la verdad¨ y el ¨impulso que dio el origen al nacimiento¨ es la transformación o más bien la transfiguración, que implica hacía mejor, de todos y cada uno de los hombres. Esto es lo que se llama en filosofía Arte. Para mi, lo que propone el autor es el camino a una sociedad Estética.

Anónimo dijo...

El saber y la razón hablan, la ignorancia y el error gritan.

In-finito dijo...

Cito a Aurobindo:

"En cada célula hay siete chakras,
en cada chakra de cada célula hay siete mundos,
en cada mundo hay siete células
Y en cada célula hay un universo."

Y todo esto está dentro de nosotros! Y hay tal harmonía que todo transcurreahí sin que nos demos apenas cuenta. ¿Qué hacemos con ese cuerpo, esa herramienta de crecimiento infinito? Lo sometemos a nuestros caprichos; lo atamos a la supervivencia. Cuando enferma lo llevamos al hospital y lo dejamos en manos de cualquiera; cuando al fín enferma de aburrimiento, se reivindica el derecho a lo que se ha venido en llamar "una muerte digna" con la formulita: "ese cuerpo es mío y hago con él lo que quiero".

¿Es de sorprender que no funcione el sistema político que se ha ido constituyendo sobre ese mismo modelo, a nuestra imagen y semejanza? Tiene sentido que para cambiar las cosas y sólo para algunos, se pida al opresor que oprima un poquito menos?

Pero ¿quién es el opresor? Si nosotros no respetamos el regalo que se nos ha hecho al nacer: nuestro cuerpo, cómo podemos luego exigir un buen trato por parte de nuestros semejantes desde nuestra impostura?

¿Porqué no aprendemos de nuestro cuerpo, empezando por respetarlo? Proponernos echar a andar, como verdaderos aventureros sin mapa del territorio, ya lo descubriremos desde nuestra ignorancia. No sirven ninguno de los mapas anteriores que han llevado a caminos equivocados.
Recuerdo a Lot, el único justo que quedaba en Sodoma. Salió de Sodoma con su familia; el Ángel le dijo: "Ponte a salvo, no mires hacía atrás, ni te detengas en toda la vega". Pero "su mujer miró hacia atrás y se convirtió en una estatua de sal". No podía llevarse ni una mirada de recuerdo a la nueva vida que emprendían, sin poner en peligro la nueva aventura.

El UCU-Branté dijo...

"Nadie hace nada en la vida si no llega a hacer uso, discreto y natural, de ese frío y discreto egoísmo que es el origen y la fuente misma de lo sobrenatural. Los dioses son también fríos y trascendentes, y tal vez egoístas, con una clase de egoísmo que no se entiende y que, probablemente, tiene otro nombre que no podemos imaginar.
Confieso que no se puede compaginar lo moral con lo estético, y que son sumandos heterogéneos"

"Tirar de tu cabello yo quiero, y tu cabeza
echar atrás y luego desgarrarte el vestido,
besar tus senos, ambos del color de la cerveza,
y gozar tu primero y tu postrer gemido"

Ramón J. Sender: "En la vida de Ignacio Morel" (1969)

Bhakta dijo...

In-finito, ¿De que libro has sacado la cita de Aurobindo?. No me suena y me interesaria tenerlo. Gracias.

In-finito dijo...

Bhakta. No tuve el libro en mis manos. Tan sólo oí la cita. Lo siento.

Publicar un comentario