Presentación

Un grupo de amigos hemos decidido poner en la red el libro, “49 RESPUESTAS A LA AVENTURA DEL PENSAMIENTO”, porque creemos que es especial. Su autor, Eduardo Pérez de Carrera, nos sugiere a lo largo de sus páginas nuevas formas de percibir nuestra vida, de entender la Historia, de interpretar la realidad que nos rodea. Nuestro propósito es convertir este sitio en un espacio abierto de reflexión donde tengan cabida todos los comentarios que se nos hagan llegar sobre lo que a cada cuál le sugieran o le hagan sentir los párrafos del libro. Nosotros nos limitamos a publicar cada quince días un nuevo párrafo y a invitaros a que participéis.

1 sept. 2011

Texto 3.4

3.4 "Filas de menhires de piedra especialmente buscada trazaron miles de meridianos sobre la superficie geográfica, dólmenes y puertas iniciáticas jalonaron los puntos estratégicos. Fue el tiempo de los Titanes, cuando todavía Cronos marcaba el compás de la evolución con un ritmo binario implacable. Cabe añadir que aún se pueden encontrar miles de piedras milimétrica y geométricamente plantadas, y muchas de ellas enterradas por el tiempo, o quien sabe si por aquellos que consideraron importante su permanencia. La Medicina china practica desde hace miles de años el arte del conocimiento de los meridianos energéticos que recorren la fisiología humana, plantan agujas en partes estratégicas para estimular el flujo de los retornos y para eliminar obstáculos en la purificación de la inteligencia." 

61 comentarios:

El Aventurero dijo...

¿Qué llevó a los hombres de aquella época a dibujar geometrías en la piel del planeta? ¿Qué rituales practicaron que han dejado estas misteriosas huellas arquitectónicas? ¿Estaban estas construcciones relacionadas con algún tipo de curación? ¿Se sentían estos hombres unidos a la tierra como si fueran ellos y lo que les rodeaba partes de una misma cosa?
Transformamos el planeta cuando cambiamos nuestros modos de vida, y los modelos de vida que establecemos, a su vez nos transforman.
Funcionamos como un organismo que palpita y respira bajo ritmos marcados desde un compás que desconocemos.
¿Cómo nos relacionamos con la tierra? ¿Qué rituales practicamos y que huellas estamos dejando? Es inevitable preguntarse sobre el “flujo de retorno” del sistema en el que estamos inmersos. ¿Qué ofrecemos a cambio de lo que tomamos? Tal vez ésta sea una de las claves para acercarnos a una vida más inteligente, más pura y con menos obstáculos.

Enrique dijo...

Es posible que el Feng Sui y la acupuntura sean herederos menores e incompletos de una antigua sabiduría: el arte y la ciencia de conocer la geometría oculta del espacio, la arquitectura energética de los lugares, la ubicación de los canales o meridianos por los que fluye la energía.

Hasta hace poco más de cien años la ciencia actual desconocía la existencia de la radioactividad y de las ondas electromagnéticas; aunque pocos dudaban de la influencia de la actividad solar o de ciertos lugares sobre las personas. Hubo un tiempo en el que nadie construía su casa sobre una corriente de agua subterránea.

Hay antiguos mapas de origen incierto en los que se detalla el número y la posición de los llamados meridianos y puntos de acupuntura. Si estos mapas son fiables, y parece que lo son, no es absurdo imaginar que pudieran trazarse mapas parecidos de nuestro planeta. Es más, si los menhires y los dólmenes no estaban dispuestos al azar sino siguiendo un patrón, es posible que estos mapas existieran.

Porque lo oculto se refleja en lo manifestado. Una falla en el terreno o una cicatriz vienen a ser la misma cosa: una rotura que provoca una discontinuidad. Para el que sabe reconocer e interpretar los indicios, un paisaje o una piel están repletos de evidencias. Si esto se plasma sobre una piedra, una tablilla de barro o un papel, tendríamos un mapa: una representación mediante trazos de las relaciones, en el espacio o en el tiempo, entre las cosas.

Ex-Colástico dijo...

Por alguna razón oculta, inherente a cada ser y cultura, no sólo el hombre sino cualquiera de los seres vivos, supo encontrar de alguna forma sus específicos lugares de relación con el espacio dado, tierra y agua, y no es difícil que así los convirtiera en "sagrados" por el beneficio intrínseco de su relación con él, y así terminara por señalizarlo o marcarlo en virtud del conocimiento de sus cualidades, o en la búsqueda de alguna explicación, llamada, homenaje, recordatorio, etc. a las fuerzas de la naturaleza y memoria de su paso por la vida.
Dice el Talmud y las prácticas filosóficas de el derivadas, que "más valdría que el hombre no hubiera sido creado. Pero puesto que existe, mejor que sea virtuoso"

Mandrágora dijo...

Cita el autor el ritmo binario de Cronos como algo lejano y propio de otros tiempos, a la par que la manifestación en la Tierra de toda una implantación de conocimiento y sabiduría. Me hace pensar que posiblemente esos ritmos binarios tan presentes todavía en nuestro mundo de hoy, puedan machacona y obsesivamente estar dando sus últimos estertores para dejar paso a otra forma de expresión más dúctil y flexible. Cuanto más contundente y afirmativo es un funcionamiento más alimenta su fragilidad, y creo que vivimos tiempos de gran hartazgo y poca novedad.

En otro orden de cosas, recientemente tuve una conversación con alguien muy cercano y me mostró un fenómeno curioso y muy llamativo que está despertando el interés de algunos estudiosos. Se trata de la aparición de unas figuras geométricas enormes realizadas en campos de cereales, hechas con una precisión y de una complejidad extraordinaria. Aparecen sorprendentemente en la mitad del campo y al cabo de los días desaparecen, creando unos campos electromagnéticos de muy alta intensidad. Las primeras figuras se vieron por lo visto al sur de Inglaterra en los años ochenta, y poco a poco la frecuencia y los lugares de aparición es cada vez mayor.

Me hizo reflexionar: ¿Podría entenderse como un lenguaje, como cita el autor en el texto de “quién sabe si por aquellos que consideraron importante su permanencia”, este tipo de señales? ¿No será, una vez más, una de las muchas maneras de evidenciar otros conocimientos y otras sabidurías, alentando y estimulando nuevas bocanadas de aire?

Me lo leyó hoy Eduardo y dijo...

" Allá en mi infancia yo estaba convencido de que a la luna iba a parar todo lo que en la tierra se perdía. Sin embargo, los astronautas no han encontrado sueños peligrosos ni promesas traicionadas ni esperanzas rotas. Si no están en la luna ¿donde están?. ¿Será que en la tierra no se perdieron? ¿será que en la tierra se escondieron?
¿será que en la tierra están "esperando-nos"?"

Eduardo Galiano.

-dice que es el final de su libro Espejos-

Su voz, la forma de decírmelo, eso y: "reivindico el derecho a soñar"..

..Vinieron en una gran onda. Me bañé en esa ola.

Slurling soup dijo...

Eduardo, Galeano, ha dicho mucho más cosas desde hace mucho más tiempo, y por cierto muy conectadas con los actuales movimientos para indignarse y para resistir, y como Juan Gelman en su poesía, siempre ha buscado detrás de las denuncias sobre la mala realidad las posibilidades de iluminación y trascendencia del ser humano. No estaría mal que el "otro" Eduardo también te las leyera, o tú solito.

Afrodita dijo...

Cada día tengo más claro que para ser alguien hay que ser de izquierdas.

Anónimo dijo...

Una vez alguien dijo aquí algo sobre desbaratar chistes y me he acordado:
1.- Ya había leído a Galeano, abrazos, fuegos, ....
2.-Ayer mediodía un poco inapetente, comía como hago siempre que puedo con la radio. Recordaba que alguien me había dicho la misma mañana.. "me gustaría alimentarme del aire" y estaba justo pensando "hoy a mí también"
Estaba ya hablando antes de que yo conectara, me encanta ese programa tan "crudo".
Él mismo recitó para todos lo que os compartí, pero quería reservarme la voz para mí. También por aquello de los enlaces...
3.- Las pruebas:
http://www.rtve.es/alacarta/live_audio_PopUp.shtml?idAudio=1136222&vp=4.0.25&lang=es
(53:23)-para que vayas al grano-.
4.- Hasta el próximo lunes este programa está pasando sus propios podcasts y el de Galeano lo volvieron a pasar ayer día 1 de septiembre.
5.- A mi no me sorprende que la vida siempre me sorprenda, me siento afortunada. Pero además poco me importa si otros lo creen o no.
6.- Ahora que lo pienso, igual me confundiste con otro/otra. En ese caso me volví a equivocar porque me zumbó ese ruído que hacías.
7.- No se quien es el otro "Eduardo" pero puestos a soñar que no desear, jo, ¡Como me gustaría que E. Pérez me leyera a mí uno de sus textos, el que él eligiera...de momento "somos tres" los que leemos desde aquí y eso siempre enriquece.
Moraleja: Eso me pasa por no haber sabido nunca escuchar a las piedras, veo sus formas, me he resbalado por ellas, he jugado haciendo que sonaran, pero ellas nunca me hablaron y ese era precisamente su mensaje.
Mañana vuelven soles y nubes.

Luz dijo...

...Porque la vida, a veces... tiene gotitas de agua como cajitas de sorpresas maravillosas.
Descubrimientos de corazones que flotan en el aire para poder ser encontrados...

Esa es la magia de encuentros divertidos, mágicos, fantásticos, sorprendentes en los que una conversación, se hace interminable, divertida, amena, simpática...y no se quiere terminar nunca y...y dices:”soy estúpida, pero sin mi estupidez, no se hubieran encontrado nunca”...

Quizás fue una de las cosas con las que se “jugaba” en el interior de aquellos círculos de inmensas piedras...

Quizás a través de ritos, pócimas, cánticos, ritmos...y sin ningún rallito de luz, convocaran desde sus melatoninas, encuentros entre ellos mismos para saber lo que decían los dioses.

Para ir descargando, como las pinceladas del impresionismo, montañas de sabiduría que se atrapaban desde las estrellas...y fecundar el aire.

Muchos se quedarían entre ellas...de donde vinieron.

Quizás, además de dejarnos en la Tierra este entramado de los circuitos de energía, nos dejaron una nueva composición mágica en el aire, que se respira, que se siente, que se escucha por cada neurona...Que se quedan prendidos como prendedores de pelo, desconocidos, invisibles, para irse desprendiendo a poquito a poco, sin estar en ello...

...Hasta que estallan...

Quizás para irlos leyendo haya que saber aprovechar cada momento, cada respuesta, cada contacto, cada encuentro, cada reacción, cada respiración, cada grito, cada suspiro...haciendo que la vida se haga un movimiento continuo de un círculo que cada vez se extiende más y más y más...incorporando más y más y más en cada golpe infinitesimal de vida...

Para hacer que la vida se haga larrrrgaaaaa...

Esos descubrimientos y sorpresas con los que dices:”Qué bien, estoy viva y hoy ha entrado alguien o algo que ya forma parte de una”...

Bien sirena de la serena, o de sirio...se han destapado dos nuevas gotas de agua...ya te habían empezado a hablar los dioses…

...Y es que hoy un africano, negro como la tez, al pasar por delante suyo me gritó al ver mis conchitas: “¡¡¡guapa!!! ...¡¡¡Guapo!!!, le respondí...Y agarrándose las manos me dijo:¡¡¡Que pases buen fin de semana!!!, todo sonriente...¡¡¡Igualmente!!!... y le tiré un beso....desde mis adentros...invisible...

Y es que me siento féliz, cuando soy capaz de hacerme feliz...Sobre todo, de hacer feliz...y descubro que es lo que siempre me ha gustado...porque cada momento debe enamorar...Y me he hecho feliz...

Afrodita dijo...

Llegará el día, aunque haya de pasar mucho tiempo y ninguno de los que estamos aquí alcancemos a verlo, en que tantos pueblos tan sojuzgados, tan masacrados, tendrán eso que los occidentales civilizados llamamos tan orgullosos democracia; y unos gobernantes elegidos libremente tan indeseables como los que nosotros padecemos.
Y entonces ya no los matarán las hambrunas ni las bombas ni los fanatismos religiosos. Se matarán unos a otros con la ley en la mano, como nos matamos entre nosotros; vestidos con traje y corbata y todo en términos muy correctos. Entonces los matará el derecho a, por ejemplo, una muerte digna.

Luz dijo...

http://www.formacioneducativa.com/videocursos/documental-la-huella-de-los-dioses/

Isabella Terazio dijo...

A Luz: Bravo!

Slurging Soup dijo...

Cuentan que en tiempos pre-coloniales de la América sureña, en el centro norte de lo que es hoy la Argentina, varias tribus de nativos trans-berhingnianos deudores de la cultura Inca, adoraban las montañas centrales de la provincia actual de Córdoba (La Nueva), constituídas por una variada acumulación de ricos minerales cristalizados cargados de fuerza magnética. Aún hoy esas montañas siguen siendo la atracción de culturas esotéricas y turistas en busca de tranquilidad, descanso, y recarga vivencial, mientras un gran número de artesanos de raiz post-hippie y técnicas manuales derivadas de aquellas tribus, se dedican a desarrollar un vasto mercado en base a la creación de abalorios construídos con piedras y cristales de las montañas, todas dotadas de energía supuestamente adecuada a la personalidad de sus destinatarios.
Entre esas relaciones de los antiguos indígenas que habitaban el territorio con la naturaleza de las piedras, sobresalen en la región los restos de prácticas religiosas de los indios Comechingones, prácticamente exterminados por los conquistadores amantes de riquezas y explotación de la mano de obra. Los miembros de esta tribu habitaban las montañas a lo largo y orillas de los riachuelos que las recorren, y junto a esos "canales de energía" levantaban sus sitios de recuerdo y oración rematados por grandes afloraciones de roca de cuarzo que utilizaban como muro de oraciones, donde aún hoy se puede apreciar la huella del desgaste provocado por el gesto de apoyar y deslizar las manos sobre aquella. Los indígenas sobrevivientes, venden hoy día a los turistas trocitos seleccionados de esa roca que arrastran los cauces, y con ello contribuyen en parte a poder seguir habitando esos lugares.

JCE dijo...

Como siempre al leer un "versículo de este libro me asaltan muchas dudas dada mi ignorancia y las lanzo a pesar de que me parecen totalmente evidentes.
¿Si dichas piedras colocadas estratégicamente (dolmenes, menhires, etc.) según están han realizado acupuntura en este planeta, y es posible que algunas a día de hoy continuen realizandola de forma que gracias a ellas exista la vida como la conocemos?, e inemediatamente otra pregunta sería ¿el como era la vida antes de que colocaran dichas piedras (Luz, los petrogrifos de Ica de la dirección que has colgado el pasado día 3 podrían ser una suposición de quien lo hizo)?. En el caso de quitarlas de donde se encuentran depositadas, y/o trasladarlas de sitio ¿No estaremos alterando el equilibrio precario de la existencia de la vida como la conocemos?.
En otro orden de cosas lo que tenía leido era que la acupuntura afectaba a los estados energéticos del individuo, pero nunca había oido o leido que afectaba a la inteligencia como afirma el autor al decir que elimina obstáculos en la purificación de la inteligencia.¿Como es esto?¿Solamente con acupuntura se podría hacer que una persona utilizara toda su capacidad neuronal y su la inteligencia?

Aquiles dijo...

Piedras especiales, puntos estratégicos ... El modelo ha trazado una raya entre ser vivo y materia inerte. En una simplificación convencional bastante común tendemos a pensar que todo ser vivo es igual a los demás de su especie y que la materia es idéntica dentro de cada categoría. Sin embargo, la obstinada ciencia nos enseña que la repetición es imposible.

En estos párrafos del libro que comentamos parece que se habla de la Tierra y de la materia como si tuvieran vida. Piedras con características especiales usadas para incidir en puntos estratégicos de la Tierra, de forma que se pudieran eliminar obstáculos “en la purificación de la inteligencia”. ¿Es que acaso compartimos nuestra propia aventura con la Tierra y lo que conocemos como materia inerte? ¿Es quizás a eso a lo que se refiere la Biblia cuando dice que Dios formó al hombre de la tierra misma? Probablemente estemos mucho más conectados con todo lo que nos rodea de lo que pensamos. Posiblemente nada de lo que ocurre en la Tierra nos sea ajeno.

Si todo esto es así resulta inevitable que nos cuestionemos por la incidencia sobre los flujos energéticos de la Tierra de un urbanismo descontrolado y que desconoce por completo planteamientos relativos al carácter especial de determinados lugares o a las características del material empleado. En la analogía de Enrique, el urbanismo sobre la Tierra sería parecido a un cuerpo poblado de piercings aleatoriamente colocados y sin tener en cuenta sus corrientes energéticas? Obviamente tampoco podemos hacer un planteamiento simplista que se aparte del hecho de que todos queremos tener una casa y que la vivienda se entiende como un verdadero derecho.

Quizás este modelo haya sido sostenible precisamente por esa “acupuntura” que hace miles de años alguien hizo a la Tierra. La pregunta es ¿hasta cuando podremos continuar con un modelo que desconoce conocimientos ocultos que antaño se transmitían oralmente de maestro a aprendiz en los tradicionales oficios?

Loli dijo...

A veces cuando leo libros o artículos de divulgación sobre el genoma y el ADN, observo que se utuliza una terminologia muy relacionada con el lenguaje y los idiomas.

Por ejemplo, la información de los "exones" de los genes (son las secuencias de ADN que codifican proteínas al parecer), se "traduce" a proteína a través de un intermediario: el ARN mensajero.

Se realiza así para que se produzca una "transcripción" que permita a la célula expandir la información contenida en el genoma.

Parece también que complejos funcionamientos bioquímicos celulares
(que conste que no soy científica, ni conocera del tema, solo simple y quizás apasionada lectora)permiten llegar a unos orgánulos denominados ribosomas la información para que puedan seleccionar los aminoácidos que formarán las proteínas, ya fuera del núcleo de la célula.

Esto,por supuesto explicado de forma muy simple y seguramente con fuertes carencias en la descripción, repito que no soy científica ni nada parecido.

Aquí, en el llamado "citosol" celular, la información contenida en el ARN mensajero se copia a proteína siguiendo un "diccionario" concreto: el llamado "código genético".

Loli dijo...

Sigo:

A este proceso se le denomina, al parecer "traducción" de la molécula de ARN mensajero y se realiza de tal que manera que cada tres nucleótidos (unidades básicas de las se componen los ácidos nucleicos)"leídos" en un determinado sentido equivalen a un aminoácido (unidades básicas de las que se componen las proteínas.

Se llega a describir un "triplete" de bases (cada nucleótido resulta de la unión de una base nitrogenada, un azúcar y un grupo o más fosfato).

Esto es complicado, complejo, pero quien más quien menos, puede hechar mano de la imagen muchas veces difundida del dibujo de lo que puede ser la estructura de la molécula de ADN, y hacerse una pequeña idea de lo que intento describir (seguro que sin éxito...pero bueno, sigo).

Enfin , se llega a denominar a este grupo de tres bases o triplete como el constituyente de una "palabra" del diccionario genómico".

¿Hablan nuestras células?, el idioma, el lenguaje, la manera de expresarnos y comunicarnos a través de la palabra ¿podría ser una proyección, un reflejo de lo que ocurre en nuestras profundidades, en nuestro mundo interior?

Loli dijo...

Sigo:

He llegado a leer en libros de Fisiología la comparación de los aminoácidos (que ya escribí antes son las unidades básicas bioquímicas que componen la molécula de la proteína), con las "letras del alfabeto".

Es decir, la facultad de los amioácidos para unirse en múltiples combinaciones permite al cuerpo construir, sintetizar una variedad inmensa de "palabras", o "proteínas", o "ladrillos" distintos para la formación de estructuras y funciones orgán icas diversas.

¿Sería posible que la capacidad del lenguaje en el ser humano sea el reflejo de una potencialidad más misteriosa y enigmática, encriptada y..en cierto modo, protegida en el complejo mundo de la molécula de ADN?.

Parece también que determinadas corrientes de pensamiento que interpretan el Sentido Místico de las Sagradas Escrituras, reflejan que Dios creó el mundo con la "palabra" y las "letras del alfabeto", cuyas combinaciones forman esas palabras y que son percibidas como "elementos espirituales de la creación".

Loli dijo...

Sigo... y termino, ¡de verdad!:

En uno de los cuentos recopilados y difundidos por hermanos Jabobo y Guillermo Grim, titulado "Monte Simeli" (asombroso parecido entre "Simeli" y "Sésamo", la palabra mágica capaz de mover la piedra de la cueva de los tesoros en otro interesante relato, el de "Ali-Babá y los cuarenta ladrones".

Como decía, en este cuento la mala pronunciación del nombre mágico, producto de intenciones egoístas y malsanas, le supones a uno de los personajes que los bandidos le "cortaran" la cabeza,...que la perdiera...¿que enloqueciera?...

Me llamó la atención, en este cuento, (si alguien tiene la oportunidad de leerlo, así como el resto de los recopilados por estos hermanos, se lo recomiendo), como decía, me llamó la atención que el error principal del personaje en cuestión fue que llevado por la codicia, sustrajo de entre los tesoros que guardaba la montaña (oro, plata, perlas y piedras preciosas), precisamente éstas últimas, y....la montaña no se lo perdonó.

Manolo dijo...

Los arqueólogos suelen despachar el misterio de los dólmenes diciendo que eran tumbas. Y se quedan tan anchos. Con los menhires la cosa ya no es tan fácil. Pero, cuando se trata de hileras de cientos de menhires, como los que se ven en Carnac, uno se queda sobrecogido y sin ninguna explicación convincente a la que agarrarse. ¿Qué pretendieron aquellas gentes al colocar aquellas enormes piedras, con tantísimo esfuerzo? Había leído ya, como posible explicación, la analogía que hace el autor con la acupuntura y los meridianos energéticos que recorren nuestro cuerpo. Es una explicación tentadora, pero con connotaciones que dan vértigo. Implicaría que hace miles de años –no se sabe cuántos, porque los menhires sí que son imposibles de datar- hubo personas con la capacidad de percibir ciertos “desórdenes” energéticos en la Tierra y con el conocimiento necesario para identificar, al modo de los actuales acupuntores, los sitios donde debían clavar esas “agujas” de piedra para ordenar esas corrientes energéticas. Se supone que con el fin de lograr un funcionamiento más “saludable” de la Tierra. ¿Saludable para quiénes? Una hipótesis es que era para las gentes que la habitaban en aquél entonces. Quizás en aquella época se necesitaba y, desde entonces, se han producido cambios suficientes como para que la humanidad actual ya no necesite esas “muletas”. O quizás, las que se siguen necesitando son las que permanecen enterradas, precisamente para evitar que la ignorancia haga que las quiten de los lugares estratégicos donde están clavadas.

En cualquier caso, el autor da a entender algo mucho más atrevido. Habla, por una parte, de que en la acupuntura china las agujas sirven “para eliminar obstáculos en la purificación de la inteligencia”. Es como si, dotando de mayor fluidez a la circulación de nuestras corrientes energéticas, estuviéramos quitando “turbiedad” y esa “transparentización” nos hiciera ganar en inteligencia. Pero, por otra parte, al jugar implícitamente con esa analogía en relación con la Tierra, parece que apunta a la posibilidad de que esas filas de menhires contribuyeran también a mejorar la “inteligencia” de la Tierra. Lanzado ya en esta especulación se me ocurre que el fin no sería la propia Tierra, sino que por medio de su purificación crear condiciones favorables a la mejora de la inteligencia de aquella humanidad. Pienso, de nuevo, en una casta de sabios recurriendo a determinados medios –hoy diríamos, tecnologías- para “elevar el nivel” de los demás humanos.

Afrodita dijo...

He pensado muchas veces algo parecido quizás a lo que planteas Aquiles.
Si hubo un tiempo en que se clavaron piedras, a modo de puntos de acupuntura, sobre la superficie de la tierra con la idea de que el hacerlo era beneficioso, ¿no estará siendo nocivo el que ahora — un “ahora” que se prolonga bastante en el tiempo, nuestro tiempo — se le hagan a la Tierra todo tipo de perforaciones y “heridas” sin más criterio de qué resulta conveniente o práctico para nuestros fines tan mezquinos?
Si aquellas piedras y el colocarlas exactamente donde se las colocó y para qué se las colocó estaban persiguiendo un beneficio que, quiero pensar, iba más allá de la inmediatez de los afanes cutres de la vida cotidiana; ¿no estará siendo un sacrilegio, por el que terminaremos pagando un tributo — que no tengo ni idea de en qué pueda consistir — el estar comportándose con la arbitrariedad que se está haciendo?
En otro orden de cosas. Qué poquita credibilidad le concedo a J.J. Benítez. En mi opinión ha hecho de sus “investigaciones” su fuente de ingresos y de cómo hacerse con un prestigio y le tiene sin cuidado qué es verdad y qué no lo es.
Vamos, que siento bastante desprecio hacia él.
Y nótese que digo “siento desprecio”; no afirmo en ningún momento, y Dios me librara de hacer ninguna aseveración gratuita, que él sea despreciable.

Lo que mi piedra nos dijo...

1.- http://www.fotonatura.org/galerias/general/341549/

2.- http://www.fotonatura.org/galerias/general/261432/

http://www.goear.com/listen/bb83003/nana-de-falla-pablo-casals

3.-http://1.bp.blogspot.com/_lM4CUAFQ2sU/SdJk_DvQqeI/AAAAAAAAA3g/99bTdC0zu2Q/s1600-h/Barruecos-101Velvia+120.jpg
4.-
http://www.flickr.com/photos/josekso/2796067119/lightbox/
5.-http://www.flickr.com/photos/popewan/3347023909/lightbox/

Nada es capaz de reflejarlo, la magia hace que cada vez sea distinto. Todos mis caminos vuelven siempre a pasar por él.
Una vez me imaginé que podría ser " un paso... "
Sobra decir que no faltan los dólmenes
Allí puedo escuchar El Gran Silencio

Loli dijo...

A Aventurero:

Inmediatamente después de los dos comentarios que realizé ayer, escribí y publiqué otros dos, sin los cuales no se entienden muy bien los anteriores, y no aparecen, ¿puede ser un problema del programa? ¿sería necesario que los escribiera de nuevo?

El Aventurero dijo...

A Loli y a Afrodita: No ví vuestros comentarios. Sospecho que fue un despiste mío.

In-finito dijo...

¿Eran esos Titanes aquellos "hijos de Dios" que, según el Génesis, se casaron con las hijas de los hombres?
¿Vendrían de otro planeta?
Si es así, y traían esos conocimientos, vendrían de un lugar más amable para ayudar a los hombres.
¿Son aquellos Titanes que nos trajeron el fuego, que nos abrieron su hígado como un mana, que sostuvieron un rato la Tierra sobre sus espaldas para dar un respiro a los hombres? Ellos que nos dejaron una descendencia de héroes que acometieron hazañas mitológicas.
Pero parece que nuestra civilización ha optado por un desarrollo tecnológico, dando la espalda al misterio. Nosotros saqueamos la Tierra, herimos sus entrañas y despilfaramos sus riquezas. Del mismo modo, con fríos aparatos pretendemos arrancar al cuerpo vivo su misterio.
A lo largo de su tumultuosa historia, el hombre va labrando lentamente su inteligencia y se llena su memoria...
Tal vez el día que tengamos el valor suficiente para darnos cuenta que nuestros interrogantes superan con crece lo que creemos saber, y depositemos nuestra ignorancia en la puerta del Misterio, éste se nos vaya abriendo y empecemos a darnos cuenta de nuestra responsabilidad.
Mientras tanto, bebemos del aliento de los Titanes que siguen ofreciendo su higado.

Tal vez dijo...

Tal vez, In-finito, es que los hombres, los humanos, nos hemos erigido en dioses, en todopoderosos y, lo mismo que Zeus, hemos elegido mal y llevados de nuestra ambición o de nuestra soberbia nos hemos quedado con la peor parte de lo que se nos ofreció.
Porque es seguro que existieron, en algún momento, infinidad de posibilidades que estaban ahí, sólo hacía falta elegirlas; pero elegimos la tecnología, las máquinas y los artilugios en vez de indagar en de qué habríamos sido capaces, dónde habríamos podido llegar si no hubiéramos dado la espalda al misterio del que hablas.
Nos seducen otros misterios mucho más ramplones; nos gusta la parafernalia, lo vistoso, lo espectacular. Nos interesamos por qué hay lejos, fuera de nosotros; pero no queremos saber nada de nuestro “yo” íntimo ni de cómo desbrozarlo.
Es como estar parado en un punto cualquiera de un lugar desconocido; desde ese punto damos, forzosamente, un primer paso que nos va a llevar por un camino diferente del que nos apartamos por, tan sólo, no haber dado aquel primer paso con apenas una desviación milimétrica del que sí dimos. Y al principio es imposible ver la diferencia, faltan distancia y perspectiva; y cuando nos damos cuenta estamos en un lugar distinto por completo del que hubiésemos querido.
Pero el caminar por la senda equivocada también nos fraguó, de algún modo; y ya no somos el que tuvo la posibilidad de no errar.

Ulises dijo...

El texto que comentamos habla de filas de menhires de piedra que trazaron miles de meridianos sobre la superficie de la Tierra. Y la duda que me surge es: a qué clase de meridianos se refiere. Evidentemente no se trata de los meridianos que, junto con los paralelos, permiten definir la situación de cualquier punto en la superficie terrestre. Se trata más bien de meridianos energéticos.

Esto suena bien, pero, ¿qué son los meridianos energéticos?, ¿cómo se identifican?, ¿cómo se miden? Entiendo que los meridianos energéticos sean una manifestación de la llamada energía telúrica, la energía de la Tierra. Claro que a también podríamos preguntar ¿y qué es eso de la energía telúrica?

Personalmente creo que una componente importante de la energía telúrica es la energía magnética. Y si los meridianos energéticos estuvieran relacionados con las líneas de fuerza del campo magnético terrestre, entonces la situación empezaría a aclararse, al menos para mí.

Recientemente he leído bastante sobre la influencia del campo magnético en los seres vivos en general y en los seres humanos en particular. Y me ha sorprendido la enorme importancia que tiene. Para empezar, si la Tierra no tuviese el campo magnético que tiene, no habría podido surgir la vida en ella, así de tajante. Y si un día se enviasen naves tripuladas hacia otros planetas, en viajes de años de duración, o se dota a la nave de algún campo magnético artificial de características adecuadas, o los astronautas, al cabo de un cierto tiempo, acabarían enfermando o incluso falleciendo.

El magnetismo terrestre afecta a cada una de nuestras células, y muy especialmente al ADN de las mismas. Su influencia es tan grande que, según parece, cambios relativamente pequeños del mismo podrían facilitar que se activasen fragmentos “durmientes” del ADN “basura”, con la consecuencia de que ello podría suponer el despertar de algunas facultades nuevas en los seres humanos.

Todo esto lo relaciono con los cambios que se están produciendo durante los últimos años en el campo magnético terrestre. Su intensidad se está debilitando y la distancia del polo norte magnético al polo norte geográfico está aumentando. Y, según me parece, ambos cambios son los adecuados para facilitar y acelerar la evolución de la humanidad.

Atila dijo...

Igual que cavas en una tierra dura alrededor de una planta para que se oxigene, haces surcos para que la semilla no encuentre obstáculos igual ocurre con los seres humanos: El otro día le pregunte a una amiga muy valiosa en su carrera profesional,culta y con un criterio muy sabio, a primera vista es una persona distante y puede resultar hasta fría, que no entendía porque buscaba mi amistad que ya que yo no le llegaba ni a la punta del zapato, entonces por primera vez me cogió del brazo y me contesto:
-Porque contigo estoy a gusto-. Entonces se produjo una corriente entre ambas muy bonito.
Un abrazo lleno de amor, disculparse, dar las gracias (hay personas que esto les molesta muchisimo),Un escuchar metiéndote en la piel del otro puede abrir unas canales en que todo fluye facilmente. Sin embargo: Una mirada despectiva, una impertinencia cargada de "mala leche", un grito a destiempo injusto, te bloquea, paraliza y se produce un atasco, te duele la cabeza, los nervios como dicen se te agarran al estomago, hasta coges una gripe o cualquier enfermedad.
"Asomaba en sus ojos una lágrima y en mis labios una frase de perdón, hablo el orgullo, enjugo su lágrima y en mis labios se esfumo la palabra de perdón. Becker.
Siempre me acuerdo de esta poesía.





.

Mandrágora dijo...

Respondiendo a JCE: Al decir el autor que “elimina obstáculos en la purificación de la inteligencia”, yo no interpreto que solamente con la acupuntura es como una persona puede utilizar toda su capacidad neuronal ni su inteligencia; me hace pensar que al hablar de “estimular” se refiere a que mediante la incidencia en esos puntos energéticos se está propiciando o dejando paso a un estado de mayor purificación, que ha de complementarse luego con otros estados de conciencia y puesta a punto, pero no lo entiendo como un valor añadido sin más. Si es así, yo desde luego me apuntaría a que me llenaran de agujas.

Me desveló un mosquito dijo...

Atila:
Pero siempre puedes cantar y darle otro ritmo.

http://www.youtube.com/watch?v=-aMNKLncykM

Como "Tal Vez" .... no somos ya el que tuvo la posibilidad de no errar, somos otros ¡genial! ¿no? con nuevas e infinitas posibilidades de
-perdonarnos- lo que consideramos "errado"
-curarnos-el esguince
-volver a salir corriendo , andando, a gatas.

Talvez:
quizás no te gustará la musiquilla, pero tiene su aquel (aprender un poquito de inglispitinglis?)

Ahora que lo pienso, las quejas al mosquito que fué quien me lo zumbó.

Tal vez dijo...

A quien desveló un mosquito:
No entiendo por qué me dices ni lo de la musiquilla ni lo del pitiglis.

Luz dijo...

Desde mi punto de vista, para reconducir la energía magnética de la Tierra en aquel entonces, habría que haberlo hecho con grandes imanes...Pero lo hicieron con menhires de rocas ígneas y plutónicas, con un buen contenido silíceo.
Y que según recuerdo, no cristalizan al tun tún. Reorganizan sus cristales en base al eje de magnético de la Tierra...Un imán automáticamente expande sus líneas de fuerza por el aire...No sé.

Y rocas silíceas de este tipo y el metal de las agujas de acupuntura son fantásticos conductores de la energía eléctrica, si no me equivoco.

Y es posible que los tallaran siguiendo el eje de polarización magnética de la Tierra de aquel entonces, para reconducir, en base a ello y a los astros, otras cositas... (¡¡¡Jesús, que espesamiento tengo!!!). Quizás utilizaron técnicas que hasta hoy día se mantienen en el mas absoluto de los secretos...como el rayo láser, por ejemplo.

La erosión del granito, nos ha dejado los barruecos de “Lo que mi piedra nos dijo”...

Por eso hablar de acupuntura y de los menhires de Obelix colocados en largas filas, para mí, hace referencia a la necesidad de una reticulación geométrica de la energía eléctrica; producto, quizás, de una grandísima radioactividad.

Y por eso algunos de los dos componentes de la polaridad eléctrica, permaneciera atrapado por el otro componente en pequeñas zonas muy, requete muy distantes entre sí. ( ¡¡¡Estoy espesita con las erratas, oigan!!!).

A lo mejor fallaba el componente electronegativo y hubo que extenderlo y reajustarlo ...Lo digo porque actualmente, en zonas mayormente electropositivas, solamente crecen las plantas cactáceas y espinosas, filogenéticamente de las más antiguas... Solo hay que poner un cactus junto al “ordenadero” ...Lo comprobé hace mucho tiempo....Energías poco recomendables, pués.

Estas zonas muy neutrales que a mi entender, fueran el reducto del asentamientos supramágicos de donde partieron luego, los orígenes de aquesta nuestra raza...

... Y así se consiguió una estructura energética perfectamente geométrica y de naturaleza bipolar, con meridianos electropositivos, con meridianos electronegativos que formaran puntos de intersección donde la polaridad es cero patatero, para servir de asentamiento a cuerpos humanos eléctricamente bipolares que deben encontrar su equilibrio, mientras se podían expandir a lo largo y ancho deste Mundo...

...Y que también interatuaran con la geometría magnética..

En cualquier caso, tienen más funciones, creo...Como la de puentear las energías externas con las energías internas. Eliminar las que están en exceso...Parece ser que eran colocados de tal forma que podían ser movidos con gran facilidad, como las agujas de acupuntura, expandiendo sus efectos por las superficies circundantes.

Tenían el poder de retener memorias de diferentes tipos de energías: sonidos, ultrasonidos...

Y hasta es posible que al ir conseguiendo este reajuste energético, se produjera la salinidad de los océanos...

¿La inteligencia?...En cada ser humano hay muchos tipos: la emocional, la racional o intelectual, la intuitiva...pero a cual se refiere, ¿a la supramental?..¿A la que esta más allá de la utilización de la mente?..Esa es la que me gustaría a mí, el resto no me consuelan (¡¡¡y sigo con las erre que erre... erratas, tengo la neurona enredada en la luna de Albacete!!!)...

Depende de lo que uno quiera y de quién ponga las agujas, obvio... Los Tuatha Dé Danann, el Gigante Anteo, los Yaques... aquellos gigantes de la Jaca...tampoco fueron unos cualquiera...

In-finito dijo...

In-finito contesta a Tal Vez

Tu comparación me resulta muy dinámica. Esto es, la aventura es dar ese primer paso, que no puede ser certero, pero cada paso va ensanchando el círculo de nuestra búsqueda. Y cada civilización es su resultado.

Esto me recuerda una de las tantas versiones del mito de Hércules que se puede resumir más o menos así:

Cuando los dioses vieron que Hércules estaba preparado para enfrentarse a sus pruebas, bajaron a la Tierra para entregarle sus dones. Minerva, una fina túnica..., Vulcano, un pectoral de oro.. Neptuno, un par de caballos de probada fuerza.. Mercurio, una espada de oro, diciéndole que debía dividir y cortar y moverse con precisión y adquirida destreza.. Apolo llegó con un arco de luz..
Cuando se vió así equipado, Hercules reflexionó: se dio cuenta de que no sabía conducir los caballos, ni usar la espada, ni el arco, y dejando sus regalos al cuidado de sus amigos corrió al bosque cercano de donde salió al rato con un garrote de madera que acababa de confeccionar. De su fuerza estaba seguro pero no de su preparación.
Y echó a andar con su garrote, el pecho al aire, para servir al mundo en la rueda de los 12.

Anónimo dijo...

Jaja, sorry tal vez pensé en Afrodita, Pero de todas formas la letra de esas tres tan talentosas (que es de la gran Blondie) estaba perfectamente relacionada con el comentario de Atila, por lo de los "amores" en el amplio sentido de la palabra.
Tal Vez, tu comentario lo visualicé como caminos lineales, como la irreversibilidad de algo que ya...no tiene remedio, y eso me suena a algo de resignación, a caminos cerrados.
Los rastros que encontramos (que se nos descubren) no tienen ni dirección ni tiempo.
No creo que el camino nos cambie creo que cambiamos en su travesía.
¿ quizás teníamos que pasar por allí para llegar a otro lugar? ¿o para ser otros ?

Afrodita dijo...

In-finito, me ha gustado mucho el comentario que has escrito en respuesta al de Tal Vez.
Tu primer párrafo me invita a reconsiderar algo que en la composición visual que siempre me he forjado de lo que Tal vez plantea con el punto de partida y los posibles caminos he cometido sistemáticamente el error de imaginar esos caminos rectos, como innumerables radios partiendo del centro de un círculo y alejándose más y más a medida que el círculo se agranda; pero tú tienes razón y, una vez dado ese primer paso, al dar el segundo paso se abre un nuevo círculo con nuevos innumerables radios, y en lugar de radios, de líneas rectas, lo que se teje es una red.
El imaginar las cosas de una forma o de otra debe de tener que ver con el carácter (o el temperamento, que siempre me hago un poco de lío con esos dos términos; pero por favor que nadie pierda su tiempo explicándome la diferencia, que no me quita el sueño) de las personas.
Un poco parecida, mi idea errónea, a lo que escribe Anónimo de caminos lineales. De acuerdo, Anónimo; caminos no lineales, pero lo de la irreversibilidad… Ahí sí que ni me arrugo, ni me chafo, ni me retracto, ni me arredro: los actos humanos son irreversibles, para lo bueno y para lo malo. Y cada acto humano se queda clavado, como un menhir (por eso me parece prudente ser cuidadoso, si se tiene poco tacto o mala puntería puede colocarse mal o e en mal sitio y causar daño) en la historia de quien lo ejecuta y en las historias de todos aquellos en los que incide.
Y, otra vez en referencia al comentario de In-finito, se deduce que no eran los pertrechos de que lo aprovisionaron los dioses lo que necesitaba Hércules para tener éxito (palabra equívoca, como tantas otras palabras, porque qué entiende cada cual como “éxito”) sino lo que él conocía de sí mismo y creer absolutamente en su propia fuerza.
Ahora, como cuestión del todo aparte, una reflexión puramente personal: para comerse un huevo no es necesario saber ponerlo.
Ah, otra reflexión: Me parece poco elegante, Anónimo, eso de aludirse unos a otros deslizando insinuaciones (sutiles, desde luego) de lo muy avispados que somos sabiendo detectar qué seudónimo se corresponde con tal otro.
Además, corres el riesgo de dar un patinazo.

Anónimo dijo...

Afrodita mi alusión no era ofensiva era cariñosa.
Se que no te apetecen demasiado las músicas pero las canciones también tienen letras. En alguna ocasión comentabas que el único idioma que conocías era el castellano.
Para mi no hay ningún camino irreversible, soy algo exagerada, porque te diré que incluso después de la muerte, los caminos de los que murieron continúan dejando huella, y con eso, de alguna manera estando vivos.
Creo que ni en los cielos ni en la tierra puede haber algo irreversible.
Si un bosque se tala y cambia el pasaje y con ello la vida entera de ese hábitat, siempre que haya seres que "raiz a raiz" no hayan perdido la esperanza de transformarlo , la tierra se confabula para re-crearlo.
Eso ocurre fuera y dentro, lo hacen cada día nuestras células, organos, tejdos.. gracias a las redes , rastros, merdianos, que los conectan y eso es nuestro interior, una gran parte de nuestros yoes.

morir-nacer-morir es una lectura
nacer-morir-nacer es otra ligeramente diferente.
Ninguna es lineal claro..
Si no te apetece estudiar otras lenguas es tu elección respetable. Si buscas textos traducidos del inglés al castellano, inconscientemente aprenderías.
No pretendo gustarte ni que te sientas ofendida
pero permíteme el sentimiento que es mío de que a mi me guste tu personaje y perdóname, el error de intentar que a veces veas con mis ojos. (Ya leí una vez que decían que es imposible, lo recuerdo ahora).
Es verdad que patinas, pero a veces con patinajes y traspiés adelantas los pasos.Todo depende del equilibrio.

Anónimo dijo...

Hago el propósito consciente de no intervenir en tus reflexiones acerca de los textos que se comentan y te agradezco que eso me lo enseñaras.
De hecho me has enseñado muchas cosas y tienes una filosofía innata que admiro.

Loli dijo...

A Luz:

Me parece fascinante tu comentario del día 8.

Nuba dijo...

Esto también me lo encontré.

Venía de ver como esa luna se atrevía a lucirse en el cielo, de día aún, enfrente del sol. En medio de mis piedras, del aire del atardecer y de las aves que jugaban en la charca.
Ese agua que hace de espejo a las pocas nubes que había, que no eran las protagonistas, pero aún se pintaban, un poco tímidas, con la paleta única de esa tarde (media hora de reló?... infinita)

Esa, a la que fui a buscar, para pedirle mis deseos.

Es casi una herejía confesarlo, porque esta voz, se me cruzó en el camino de vuelta y me enseñó a García Lorca...
(jo....) ¿cómo no me lo había yo cruzado antes? pues está claro: Estaba ahí, pero nunca quise escucharlo y tuvieron que venir el y ella a por mí.


http://www.youtube.com/watch?v=63eLHcLilSY



He descubierto que lo que más me gusta es que vengan a por mí!! (que boba!... (risas)

José dijo...

Este párrafo del autor me hace pensar en el origen, en la edad, en la composición, en la evolución de la tierra. Y en algo, que sugiere, como la sanación de la tierra y del hombre.

A lo largo de la historia se han dado muchas cifras sobre la datación de la tierra desde miles hasta miles de millones de años. las dataciónes se han hecho con los campos magnéticos de las rocas, con la radiación de estas (ejemplo isotopo carbono 14), etc.

Las pìedras y las rocas han sido en la mitología, en las creencias religiosas, en la construcción de los templos , en la fabulación poética algo recurrente, siempre como símbolo de eternidad y de transformación. Como algo que permite edificar, sobre lo que se basa un futuro consistente.

En los albores del cristianismo sitios rocosos como Ponto, Galacia, Capadocia y Bitania fueron lugares de peregrinación, de apostolado.

Tambien en la alquimia, la Piedra Filosofal y la tierra como simbolo de su proyecto. La tierra esta hecha, de piedras "celestes"y en ella habita el hombre que sana.

José dijo...

En los interesantes comentarios de esta quincena quisiera centrarme en dos para hacer sendas preguntas.

En el caso de Manolo entiendo el núcleo de su intervención pero me inquieta su repetida alusión a "unos hombres" a una "casta de sabios". Quisiera preguntarle para el que es sabiduría, para que sirve esa sabiduría y de donde proviene o como se adquiere. Yo lo que encuentro interesante es lo insondable del otro, de lo otro, del "campo magnético" de todos. Es para mi, quizás lo que percibo, que el autor me conduce en cada paso a un nuevo mirar, a algo diferente en cada instante.

Y para el muy interesante comentario de Ulises, que conecta con algunas cosas de las que dice Loli, quisiera que se extendiera un poco más en lo del Campo Magnético. Referido a esto leí, en la Wikipedia que el campo magnético " permite fenómenos muy diversos como la orientación de las rocas en los dorsales oceánicos". Y mas adelante " midiendo el magnetismo de las rocas .......se elaboran los mapas del campo magnético terrestre en diversas eras".

Pues, Ulises, cuando tocas los campos magnéticos entre los seres vivos y te metes en profundidad y aduces que si los meridianos energéticos estuvieran relacionados con el campo magnético terrestre sería una aclaración sustancial. Para mi ,esto que ves, me ayuda a la interpretación de buena parte de este párrafo del autor, por lo que me interesa mucho tu mayor explicación. Gracias de antemano.

Afrodita dijo...

Hoy se ha celebrado en Tordesillas ese abominable espectáculo del toro de la vega.
Me da vergüenza pertenecer a la especie humana.

Manolo dijo...

Jose, please... ¡ten piedad de mí!

Bhakta dijo...

José, aunque la pregunta respecto a la sabiduría iba dirigida a Manolo, permiteme que te de mi opinión al respecto y pedirte disculpas por la intromisión.

Un día, el autor definió la superconsciencia como "la sabiduría", y la supraconsciencia como "la pureza".
Personalmente pienso que es a lo que debemos aspirar.

Supongo que la.sabiduría se obtiene cuando se llega al estado evolutivo en que tomas consciencia de la.realidad, no del sueño en que vivimos. Tal vez puedas quitar el velo de la ignorancia y ser consciente de todo lo vivido en todas tus vidas.

Ser capaz de abandonar esta vida mental para dar paso al "Uno", ver todo como Uno. Dejar de hacer particiones de todo para darnos cuenta que el tiempo y el espacio no existen, que lo real es un eterno presente.

Llegar a ver que Satchidananda (existencia, consciencia, beatitud), no son tres cosas, sino el Uno.

Lástima que nuestra mente analítica nos impida comprender esas cosas.

"El que se asienta en el sueño de la Superconsciencia, una inteligencia grandiosa, bienaventurado y en el gozo de la Beatitud.... He aquí al Omnipotente, al omnisciente,al guía interior, a la fuente de todo."
Mandukyan Upanishad.

José dijo...

Manolo, entiendo, es que he entrado tarde y me costo mucho aclimatarme. Leí tu comentario, me intereso mucho y luego terminas con lo de los sabios y me pregunté por qué ese final?. Habrá tiempo, más adelante, para la respuesta. Gracias

Afrodita dijo...

Como lo que vivimos es un sueño y no la realidad hay que ignorarlo. Cuando veamos sufrimiento, o injusticia, o crueldad no hay que hacer caso; el sufrimiento y el dolor sólo son apariencia y prestarle atención o consentir que duela es despreocuparse y desatender a la propia evolución, que es lo que importa.
La obligación del ser humano es evolucionar y dejarse de tonterías.
Y un día seremos Uno, y estaremos tan felices.
Me encanta. De verdad que me encanta.
Además, el ser humano es bueno, muy bueno. Cuando nos parece malo es que no sabemos comprenderlo.

Afrodita dijo...

Aquí os dejo un enlace, no dejéis de mirarlo que es muy bonito. Lástima que no sea realidad y sólo una especie de alucinación ¿Verdad?
http://www.20minutos.es/noticia/1157113/0/toro-de-la-vega/muere/tordesillas/

José dijo...

Bhakta, muchas gracias por tu amable comentario al respecto de la sabiduria.

El UCU-Branté dijo...

Según lo que parece que dice y piensa Jose en su texto de 13/09 and so on, el pedregullo de perogullo es tan útil para nuestra evolución que debe ser por eso que se han desarrollado las ciudades hasta límites insoportables, y en vez de dejar crecer las plantas y airearnos verdemente es preferible acostarnos en cama de granito, o reposar como los héroes y dinastias reinantes en sarcófagos bien apedrados.
¿O no?

Nuba dijo...

Nuba dijo:
En un segundo te paso una elección:
vas a radio 3 buscas "carne cruda" podstcasts y te juro que si después de escuchar a esa señora que habla, guapa! aunque no la he visto ni me hace falta,
sigues sin creer que homo es posible, aunque en extinción.....
lo pondrán mañana pero no es seguro, siempre podrás buscar el de este día, miércoles 16
(coordenadas, solo)
Saludos

Bhakta dijo...

Estimada Afrodita, no he podido más que sonreír al ver tu incipiente comentario irónico.
La verdad es que últimamente te veo algo irascible, y me ha dado la impresión que has querido descargar en mi comentario tu frustración respecto a los toros. No se por qué me ha tocado a mi ese "San Benito". No lo considero justo. Pero aun así lo recibo viendo el lado positivo.

Yo no he dicho en ningún momento que aunque sea un sueño, haya que ignorarlo.

Lo de no hacer caso al sufrimiento, tampoco se de donde lo sacas. El sufrimiento y el dolor lo percibe tu mente, existe en nuestra vida. Aunque haya teorías que planteen lo que expuse, eso no significa que no sintamos lo que vivimos.

Hay una frase tuya a la que si le tengo que dar toda la razón: "La obligación del ser humano es evolucionar y dejarse de tonterías."

Cuando veamos sufrimiento e injusticia, no sólo hay que hacerle caso, sino que hay que implicarse en la situación aun a riesgo de nuestro bienestar.

Tampoco he dicho que el ser humano sea bueno.

Respecto al sufrimiento y al mal, te expreso mi pensamiento que creo ya hemos hablado alguna vez.

El mal que nosotros percibimos es el mal que Dios permite que nos llegue, y si permite que nos llegue es porque tiene una función en nuestras vidas, y es que pasemos por determinadas experiencias imprescindibles para nuestra evolución. "No digo en ningún momento que se busque el mal" (que ya una vez me malinterpretaste). Digo que hay que aceptar y desdramatizar el mal que te viene.

Llevo unos meses intentando experimentar al respecto con las cosas malas que me ocurren y analizar pormenorizadamente el por qué ocurren, sus consecuencias, y que he podido sacar en claro de ello. Te aseguro que los resultados son asombrosos. Cada vez me afectan menos las cosas negativas, y saco una experiencia y conocimiento de todo lo que ocurre.

Está claro que hay situaciones como por ejemplo la muerte de un hijo, en la que te preguntas. ¿Por qué Dios permite esto, y que experiencia positiva puedo sacar de esto?. Personalmente pienso que si tenemos que pasar por esas experiencias es por algo. No es porque hayamos sido muy buenos o muy malos. La ley del Karma no funciona de una manera tan simplista, si hago el bien recibo el bien y viceversa. No siempre es así. En cada vida te pueden tocar vivir situaciones totalmente diferentes independientemente de tu comportamiento, en cada momento debes vivir determinadas experiencias imprescindibles para tu evolución.

También te digo Afrodita que no me gusta en absoluto el sufrimiento infringido a ningún animal, pero lo que me choca (y no digo que sea tu caso), es que he observado en muchas ocasiones, que a los grandes defensores de los animales, no les detecto la misma sensibilidad con los seres humanos. Les observas a muchos de ellos ver como el telediario dice que hay miles de niños muriéndose de hambre y ni se inmutan, sin embargo, si le clavan la lanza al toro se le ponen los pelos de punta.

Tal vez deberíamos ser mas consecuentes con nuestros sentimientos.

José dijo...

No, El UCU-Branté, es que yo vengo del misterio verde que crece entre las rocas. Yo se que para tu Ucu es mucho Branté, pero que se va hacer si eso pasa. Si tienes un espejo en casa ponlo al reves y veras como crecen los costados. un abrazo.

Afrodita dijo...

Bhakta:
Me has dado la razón exactamente en lo escribí queriendo significar lo totalmente opuesto. No pienso, en absoluto, que la obligación del ser humano sea evolucionar y dejarse de tonterías. Pienso que se debe actuar atendiendo a qué se entiende por “bondad en estado puro” sin evaluar en cuánto de el ejercitarla vaya revertir sobre uno mismo.
No creo en la reencarnación, que me parece un subterfugio muy engañoso para justificarse y para declinar toda responsabilidad frente a los propios actos.
Aciertas sí en una cosa. Me duelen infinitamente más los animales que los seres humanos. Sé que no es lógico, y no pretendo que se me comprenda, pero es así y no puedo hacer nada; podría no expresarlo, pero no por eso dejaría de ser mi verdad.
Cuando las personas sufren no es que no me importe, pero puedo tolerarlo porque pienso que es un sufrimiento con el que me puedo identificar, y me creo que puedo medirlo, e imaginar que el que lo padece necesita para sobrellevarlo una fuerza similar (mucha o poca) a la que yo necesitaría si me viera dentro de su piel. No sé si me explico, porque es complicado.
Del sufrimiento de los animales no tengo ni idea de cómo funciona, y es ese desconocimiento lo que me hace imaginarlo terrorífico. Por otra parte, y entiendo desde mi razón que incurro en un contrasentido, me “imagino” la perplejidad y el desvalimiento frente al dolor de unos seres que no tienen el concepto de qué es crueldad. Como si pudieran preguntarse (que sé que no pueden) “¿por qué me está ocurriendo esto?”.
Los humanos sabemos todos qué es crueldad. También sabemos todos que alguien que hoy nos puede inspirar piedad mañana nos puede estar pisando el cuello.
Cuando un ser humano inflige daño a un ser vivo lo hace voluntariamente o, al menos, sabe que está causando daño y sabe (o intuye, a partir de si mismo) en qué medida.
Un león te puede destrozar pero, oh gozosa ventura, sin pizca de odio.
Tampoco creo en la ley del karma; si creyese en la ley del karma creo que entendería estupendamente que la dicha y la desdicha se alternan, en las vidas y que (como se decía en un pueblo en el que pasaba los veranos de niña) unas veces toca perdiz y otras veces toca penitencia. Pero, ya te digo, no creo en la ley del karma. No creo que nadie nazcamos con un karma colgado a la espalda.
Tal vez he sido injusta y me he excedido al descargar toda mi bronca sobre tu comentario cuando, aun no dejando de ser cierto que no estoy de acuerdo contigo, en realidad mi resentimiento es para con todos los que estamos participando en el blog incluida yo misma. Pero ocurre que eres tú quien ha expresado, en palabras, lo que los demás no expresan pero se pone de manifiesto justo en la forma de no expresarlo.
Estamos funcionando como si el blog fuese un compartimento estanco, aislado del resto del mundo y de la vida; una especie de burbuja en la que se ha hecho el vacío y todo lo que queda fuera de sus paredes resulta ajeno o es obviable.
Hay algo en él que suena a falso; no quiero decir a “mentira” pero sí a forzado y, además — y eso es lo que más me chirría — esa especie de glotonería por atesorar conocimientos que me recuerda un poco al turista que hace muchas fotos para poder demostrar que estuvo allí.
Aventurero, no te lo creerás pero pienso en ti con frecuencia, siempre que entro en el blog y veo lo mal que está funcionando. Imagino que pusiste ilusión en él, cuando empezaste, como se pone ilusión en todo lo que se empieza y creo que creíste (parece un trabalenguas) que iba a funcionar; y me apena pensar que debes de sentirte bastante frustrado. Aunque a lo mejor no, quién sabe.
Pero no está funcionando, y lo siento de veras; y te pido perdón por no haber sabido hacerlo funcionar en la pequeña parte que pueda tocarme.

Bhakta dijo...

Afrodita, esta claro que tenemos conceptos distintos de lo que es evolucionar.
Parto de la base que para evolucionar hay que trabajar sobre una serie de niyamas como la bondad, la honradez, la humildad, etc, y por supuesto no hay cabida para el egocentrismo en la evolucion. Si entiendes como yo entiendo que todos nuestros actos y pensamientos repercuten sobre el resto de la humanidad es absurdo pensar en si mismo.

El objetivo final de la evolucion es el acercamiento a Dios.

No creo en la reencarnacion, pero si en la encarnacion o renacimiento como lo llama Aurobindo.

Una de las riquezas del ser humano es que tengamos opiniones diferentes pero nos respetemos, y siento que tengas ese aparente resentimiento hacia la humanidad. No creo que sea bueno para nadie.

Respecto al blog, no se lo que entiendes por funcionar. Personalmente pienso que Aventurero deberia sentirse muy orgulloso por haber creado un espacio en el que se entremezcle la espiritualidad y materialidad con tanta naturalidad y profundidad.

El-UCU-Branté dijo...

Jose o José, he puesto como me recomiendas un gran espejo casero al revés y me he visto con el centro creciendo, y detrás la selva esmeralda con afloraciones ígneas petrificadas de donde dices venir y es cierto. Después el espejo se dió la vuelta y no he visto más que negro. Pero instantes antes el espejo habló, y dijo: Tú no eres el más guapo; el más guapo es Jose, o José, que yo tampoco lo sé.

Bhakta dijo...

Afrodita, he de valorar la valentia por tu parte de reconocer tu predileccion en cuanto a sentimientos por los animales respecto a los humanos. No mucha gente es capaz de reconocerlo.

Afrodita dijo...

Yo nunca he leído a Aurobindo, y quizás por eso no sé que es encarnación. En varios comentarios tuyos a lo largo de diferentes textos del blog se ve, o yo interpreto, qué sí crees en una sucesión de vidas; y en esa sucesión de vidas, una y otra vez en este mundo nuestro es en lo que yo no creo. Nadie me convencerá jamás de que somos "personas" más de una vez en toda nuestra existencia.
Porque sí creo en una existencia en la que se contienen la vida (la vida mortal, o terrena, y que entiendo como tan sólo un paso en un largo proceso) t otras distintas formas de ser que ahí, la verdad, sí que me pierdo y no sé cómo puedan ser esas formas, ni dónde, ni cómo acontezcan.
Pienso que en ese proceso se van dando las circunstancias y los entornos que posibilitan la evolución (nunca la involución); de manera que habremos pasado por etapas bastante más elementales que la que vivimos en el aquí y en el ahora, y que nuestra calidad irá siendo "mejor" (es una manera un poco rala de decirlo) en lo sucesivo.
Pero no creo que se conserve a lo largo de esas etapas una identidad a la que asirse y se pueda decir "yo en tal o en cual época fui Fulanita de Tal o Perenganito de Cual" como entienden, por poner un ejemplo, los espiritistas. Y del espiritismo si tengo idea; mis padres eran, o se decían, espiritistas, y es una forma de pensar tan infumable que desde que dejé de ser niña la detesto.
Hay otra cosa que no tengo clara (entre tantas otras) y es que como el tiempo no es lineal (que me lo creo, aunque no sé entenderlo; no sé elaborar en mi mente un trascurrir sin un "antes" y un "después" que no sería, por tanto, un "trascurrir"), como el tiempo no es lineal no sé cómo acontecen esos diferentes digamos "pasos" en el existir; ni si tienen lugar en forma de sucesión o si en ciertos instantes convergen y es cuando se dan esos destellos de inspiración, o de plenitud, que en mayor o menor medida y con más o menos frecuencia se dan por fortuna en todas las personas.
Me he extendido mucho, aunque como esto ya es un final de serie no creo estar interrumpiendo ni interfiriendo en la marcha habitual de los comentarios.
Pero quería explicártelo, a tí, y que quede claro que lo mío no es animadversión, y qué tal vez si se dispusiera (que no se dispone) de una palabra concreta y única para cada concepto tal vez posturas que se ven como del todo opuestas no lo fueran tanto.
Y he querido, también, que esta vez no percibas acritud en lo que escribo.
Lo he hecho directamente sobre el recuadrito para comentarios, así que puede que esté lleno de erratas.

Nuba dijo...

Menos mal que dije sólo coordenadas!! ay ay ay..que no se ni en que día vivo..
el día obviamente era el que el blog puso al final de mi comentario.
.........."Un latigazo de vida"... que ya está "online"
Para llorar-reir-llorar-reir...y la serie...hasta donde queráis.
Una hora en la que las palabras paren un mundo

Kairós dijo...

Afrodita, encuentro en este blog reflexiones e imágenes que me dan luz, y me da por pensar que si sigue habiendo participación es porque a muchos les sucede algo similar. No sé si El Aventurero pretende sentirse orgulloso de él, pero a mí me sirve para aprender y vivir sentimientos preciosos, y os lo agradezco mucho a todos.

Afrodita dijo...

Pues estaría bien, Kairós, que participases. Somos media docena que nos repetimos más que el ajo.
Anda, anímate.
Nota: me di cuenta cuando ya había enviado mi comentario del día 15 a las 14.31 de que olvidé señalar que iba dirigido a Bhakta. Pero, bueno, no creo que la omisión dé lugar a ningún equívoco.

Nuba dijo...

Kairós me destapaste un rastro.
Kairos me llevó de nuevo a Pablo (peláez), al piano y a todo ese "holograma" que se creo alrededor.
y su "tempo" cambió el mío.
Es que nadie se ha dado cuenta de que el libro que hacemos todos es mágico?

Publicar un comentario